Edición Impresa

Las noches blancas de Guillermo Roux

• EL ARTISTA EXPONE LOS DIBUJOS EN BIROME QUE HIZO ENTRE 2015 Y 2017
“Diario Gráfico” se inaugura mañana en el Museo de Bellas Artes.

A partir de mañana se presentará en el Museo Nacional de Bellas Artes "Diario Gráfico" de Guillermo Roux (Buenos Aires, 1929). Se trata de un importante conjunto de dibujos en birome realizados entre 2015 y 2017 en cuadernos personales y resultado de los fantasmas de la noche, esas formas que se aparecen cuando no se puede conciliar el sueño, pero que sólo los artistas plasman. Hace un par de años, después de una larga internación, esos fantasmas nocturnos lo visitaban y decidió combatirlos, trabajando como un poseído. Roux se autocalifica como un trabajador y recuerda la frase de Ingres: "ni un día sin una línea".

Cucharón, cafetera, salero, otros elementos cotidianos, modestos, "cosas que tengo al alcance de la mano" a los cuales dignificó con su trazo, que trae a su memoria también la frase de Cézanne: "Adoro las manzanas porque estirando la mano las saco de la canasta". Cuando mejoró, Roux pintó la piscina de su casa; esta vez, empezó a trabajar la figura humana, seres que debido a enfermedades ya no lucen esbeltos. Los dibujos están ordenados cronológicamente y se destacan los autorretratos que lo muestran descarnadamente: "empecé a ver en el espejo cómo iban evolucionando mis hombros, mis piernas que a veces se hinchan, otras, enflaquecen". "El dibujo me devuelve una realidad que me completa", dice Roux a sus 88 años.

La figura femenina está también presente porque, según el artista, "todo es mujer, aunque dibuje un árbol. "La forma parte de ahí: el hombro, la curva del hombro, lo retrotrae a las colinas de un paisaje o al desierto de Sahara con esas ondulaciones suaves y tan peligrosas". Todas estas manifestaciones del artista han sido compiladas en el libro "Guillermo Roux en sus propias palabras" de la destacada periodista de arte Paula Zacharías, quien durante cuatro años lo entrevistó , en un relato que reconstruye un recorrido por su vida, sus éxitos como artista, su amor por Franca, su mujer, con la que está casado desde hace 50 años; sus intensas vivencias como artista y como hombre, y ahora la vejez, una batalla cotidiana.

Una frase al azar acerca del arte actual, palabra tan usada: "Parece que todo es arte. En esta jungla de equívocos no sabemos a esta altura qué es arte". Es un Roux liberado y, en este libro, habla con la sabiduría de sus experiencias, de su ubicación en movimientos preestablecidos, concepto al que se opone autocalificándose como "uno que hace". Por mucho que haya teorizado, siempre pesó en él la intuición, el impulso o el instante. Roux eligió la emoción.

"Diario Gráfico", 290 dibujos, bajo la curaduría de Cecilia Medina, puede visitarse en el Museo Nacional de Bellas Artes desde mañana al 17 de junio. Hay una muestra complementaria de 177 obras que se exhibirá a partir del 19 de abril en la Casa Central de la Cultura Popular Villa 21-24 en Barracas de martes a sábado de 10 a 20, que cerrará el 16 de junio.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario