Mundo

Las protestas en Hong Kong se tornan más violentas

Hong Kong - Cientos de activistas prodemocracia bloquearon ayer algunas rutas al aeropuerto de Hong Kong mientras la ciudad se recuperaba de una noche de violentas protestas en las que hubo fuego, gas lacrimógeno y golpes de la policía.

Los operadores del tren “Airport Express” tuvieron que suspender los servicios ayer por la tarde, mientras los manifestantes, escondiéndose de las cámaras de vigilancia bajo paraguas, construyeron barricadas en la estación de colectivos del aeropuerto y trataron de detener el tráfico en la principal carretera que lleva a las terminales.

Fuera de una de las terminales del hub internacional, los manifestantes pusieron extintores de incendios y amontonaron carritos para equipaje para crear nuevas barricadas al tiempo que rompieron cámaras de vigilancia.

La policía de Hong Kong dijo que estaba lista para lanzar una “operación de dispersión” y advirtió en Facebook que debían abandonar el área del aeropuerto “inmediatamente”.

Los manifestantes tienen prohibida la entrada a las terminales desde que uno de los bloqueos en agosto terminó en enfrentamientos graves con la policía.

No obstante, los protestantes han ignorado de forma rutinaria las restricciones de movimiento impuestas por el Gobierno.

Tras un sábado en el que varios barrios del enclave se convirtieron en escenario de auténticas batallas campales, la ciudad empezaba a recuperar la calma y el ritmo.

Un video de un medio local mostró a la policía de élite cargando contra una multitud y golpeándola cuando se protegía dentro de un vagón de tren. En las imágenes se vio a un hombre que trató de proteger a su amiga siendo cubierto de gas pimienta y llorando con angustia de rodillas.

La agencia estatal china Xinhua colgó un video el sábado por la noche de la policía antidisturbios china en Shenzhen, ciudad fronteriza con Hong Kong.

El Gobierno central chino ha estado mezclando técnicas de intimidación, propaganda y amenazas económicas para tratar de atemperar el movimiento, que supone un desafío directo a su control.

Más de 900 personas han sido arrestadas desde junio en conexión con las protestas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario