Opiniones

Las reservas del Banco Central, ¿cuántas son realmente?

Las reservas anunciadas oficialmente señalan que las reservas netas con que cuenta el BCRA alcanzan unos u$s12.500 millones para hacer frente a la demanda de dólares. Cómo se construye esa cifra.

El Banco Central informa que cuenta con casi u$s48.000 millones en sus arcas. Sin embargo, muchos economistas dudan que esas reservas estén realmente disponibles para atender la demanda de dólares de la economía. Para ello señalan que u$s7.700 millones pertenecen a los encajes de los bancos por depósitos, u$s7.200 millones de un fondo de fortalecimiento de reservas del FMI, u$s18.500 millones del swap chino y u$s2.100 millones de un swap del BIS. Al restar esa cifra, a las reservas anunciadas oficialmente señalan que las reservas netas con que cuenta el BCRA alcanzan unos u$s12.500 millones para hacer frente a la demanda de dólares.

Pero ese análisis pasa por alto que el concepto de reservas netas es de naturaleza contable y pasa por restar a los activos en dólares del Banco Central, sus pasivos en moneda extranjera. Pero su significado económico es menos claro. ¿Por qué restar a la autoridad monetaria sus deudas en moneda extranjera? ¿Acaso no puede utilizar esos dólares hoy para estabilizar el mercado de cambios? Si el problema es que al vencimiento de esos créditos requerirán divisas para cancelarse so pena de entrar en cesación de pagos con sus acreedores, ¿en qué difiere esa situación de las deudas tomadas por el Estado Nacional, provincial o incluso las deudas de los privados? Al fin y al cabo, todas ellas al momento de pagarse presionan sobre el nivel de reservas. De esa manera, restemos a las reservas todas las deudas públicas y privadas y veremos que hace ya unos cuantos años que las reservas netas son negativas.

Por otro lado, los encajes de los bancos en el Central son una reserva precautoria que están obligados a hacer los bancos privados cuando un ahorrista constituye en ellos un depósito en dólares. Dado que las corridas cambiarias en Argentina se acompañan de masiva salidas de depósitos de los bancos, esos encajes también forman parte del acervo con que cuenta el Central para sostener la estabilidad cambiaria y financiera. De esa manera, no corresponde restarlo a las reservas ya que no es lo mismo su existencia que su inexistencia. Acaso, ¿hubiera logrado el Central contener el último pánico cambiario si no hubieran existidos esos encajes en sus reservas? Claramente no, porque la existencia de esos encajes permitió financiar la salida de depósitos mostrando que había liquidez para ello y alejando, de esa manera, el riesgo de una nueva confiscación de depósitos.

Más compleja es la situación de las reservas constituidas por yuanes provenientes del swap con China. Especialmente porque en la última negociación se introdujo una cláusula que ata su posible activación a la vigencia del acuerdo con el FMI. La poco clara situación en que se encuentra el crédito stand by con el organismo financiero, en el marco de un recambio de sus autoridades, con la cuota de u$s5.400 millones de septiembre congelada, el programa monetario de cero emisión abandonado, abre dudas sobre su continuidad. De esa manera, la posibilidad de convertir los 130.000 millones de yuanes a dólares descansa en la vigencia de un acuerdo cuyo estado de situación es muy poco claro.

* Director Centro de Estudios Scalabrini Ortiz

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario