Opiniones

Las ventajas de contar con una línea de denuncia

Con diferentes grados de penetración en los mercados latinos, las líneas de denuncia crecen en los países de la región impulsadas por las legislaciones que apuntan a lograr la transparencia en el sector empresario y público, pero también porque los líderes de las compañías comienzan a conocer las grandes ventajas de esta herramienta a la hora de prevenir, contener y desarmar problemas o fraudes de distintas índoles.

Principal forma de detección de fraudes: a través de una app, medios digitales o con un llamado, las líneas de denuncia son el medio más elegido por los testigos o víctimas para manifestar que está sucediendo un ilícito. En una época donde es necesario ser transparente para poder intervenir en licitaciones y también mantener la fidelización de los consumidores, esta herramienta permite a las empresas trabajar desde un costado posibilitador incluso en momentos de crisis.

Prevención: el 65% de los empleados que detectan una irregularidad dentro de su ámbito laboral tiende a efectuar la denuncia. En este sentido, contar con una línea de denuncia le permite a la empresa estar un paso delante de los organismos de control y poder solucionar ellos el problema antes de que llegue la justicia. Incluso, la compañía puede presentarse como damnificada frente a los representantes legales para solicitar ser investigada. De este modo no solo empieza a resolver un tema judicial, sino que también gana en cuanto a imagen positiva frente a sus empleados y consumidores.

Anonimato: muchas veces los testigos de fraudes o conflictos toman la decisión de no contarlos pues temen represalias, ya que se sabe que el 22% de quienes lo hacen las han padecido. Para darle solución a este obstáculo, las líneas de denuncia garantizan el total anonimato del denunciante (en América Latina elige no darse a conocer el 90% éstos), tanto si es empleado, proveedor, cliente o hasta parte de la cúpula directiva de la firma.

Múltiples denuncias: estas líneas no solo son eficaces para revelar delitos financieros, sino que también se han utilizado para informar sobre casos de violencia, acoso sexual, mobbing, mala atención, robos internos y más. Por supuesto, son muy usadas para sacar a la luz maniobras de cohecho, concusión (cuando un funcionario público exige un soborno y la firma lo abona), balances falsos, lavado de dinero y pago de sobreprecios, entre otras.

Formato de ahorro: lejos de ser un gasto, las líneas de denuncia, con una ínfima inversión, son un modo de ahorro y de recuperación de activos, pues al conocerse los fraudes se pueden interrumpir las fugas de divisas o, en otro plano, llegar a acuerdos en mediaciones antes de llegar a instancias legales posteriores. Esto mismo sucede a nivel estatal. Como ejemplo, en los Estados Unidos, entre 1986 y 2016, se recuperaron gracias a denuncias cerca de 37.000 millones de dólares que habían sido cooptados a través de maniobras ilegales. Para que esto funcione es clave darle un reconocimiento económico al denunciante.

Por todo esto, hoy las líneas de denuncia ganan terreno en el sector empresario y también en el Estado, pues saber siempre es mejor que ignorar.

* Presidente de Resguarda - www.resguarda.com/es

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario