Ledesma prevé nuevas inversiones para mejorar el uso de agua en la zafra

Edición Impresa

Destinará u$s1,5 M para un sistema de riego presurizado en fincas. Por otro lado, aportó u$s4,5 M para una nueva resmitera.

El ingenio Ledesma inició oficialmente la campaña de zafra 2022 con una ceremonia en la planta ubicada en la ciudad jujeña de Libertador General San Martín, donde concretaron inversiones por más de 30 millones de dólares en renovación de maquinarias y adquisición de nuevas tecnologías. Este año la empresa prevé avanzar con un proyecto de riego presurizado por gravedad que se implementaría en tres fincas durante el mes de octubre, con una inversión adicional de 1,5 millón de dólares.

Además, ayer Ledesma inauguró una nueva resmitera para ampliar su producción del papel Ledesma NAT, producido 100% con caña de azúcar, equipamiento que requirió una inversión de 4,5 millones de dólares.

Para la actual zafra, Ledesma renovó el parque de maquinaria destinando una inversión de alrededor de u$s12 millones en equipos, plantación e infraestructura de ríos y tomas de agua.

A esto se sumaron otros u$s15 millones en la compra de equipos y en la incorporación de nueva tecnología, entre las que se destacan un robot soldador que con total autonomía repara rodillos de los trapiches, según informó el gerente general de Ledesma, Javier Goñi.

Por último, en la planta de papel invirtieron u$s4,5 millones para ampliar y diversificar la producción de sus productos.

En cuanto al potencial de la cosecha anual, se proyecta una producción de azúcar similar a la de 2021, que fue de 291.000 toneladas, indicó Javier Goñi, quien encabezó el acto junto con el gobernador jujeño Gerardo Morales.

“Las perspectivas para esta zafra son bastante similares a las del año pasado. Hemos tenido muy pocas precipitaciones durante la primavera y el verano, con uno de los peores registros, pero sin embargo lo hemos podido amortiguar gracias a inversiones que hicimos en tecnificación del sistema de riego, que permitió un uso más eficiente del agua”, afirmó el directivo de Ledesma.

Agregó que también se tuvo “más horas de sol sobre el cañaveral”, lo que hizo que mejore el crecimiento de las plantas y por lo tanto su rendimiento.

“Por todo esto es que vemos una producción parecida a la de 2021, con una molienda en el orden de las 3.250.000 toneladas de caña, incluyendo las de los cañeros independientes”, precisó.

Dejá tu comentario