Mundo

Lenín Moreno impone un control de precios para frenar la violencia

Aunque persisten los bloqueos y ratificó el plan de ajuste pactado con el FMI, pretende que el país se normalice y las escuelas vuelvan a abrir.

Quito - El Gobierno de Ecuador puso en marcha ayer operativos de control para evitar el alza de precios en productos básicos tras las medidas de austeridad del presidente Lenín Moreno, en medio de una protesta indígena que ha bloqueado varias carreteras.

Las manifestaciones, que comenzaron el jueves de manera violenta, se han convertido en un desafío para el Gobierno de Moreno, que decidió eliminar el subsidio al gasoil y la nafta premium -vigentes por décadas-, en un intento por reducir un abultado déficit fiscal.

Moreno declaró en estado de emergencia al país por los disturbios del jueves y viernes y dijo que mantendrá la medida de eliminar los subsidios a los combustibles, pero compensará a varios sectores por sus posibles efectos.

La noche del sábado, el Gobierno aprobó un incremento de hasta el 32% de las tarifas para el transporte que traslada pasajeros entre ciudades y autorizó a los municipios a elevar el pasaje para buses urbanos entre 5 y 10 centavos de dólar, a excepción de estudiantes y adultos mayores.

Ecuador busca con la eliminación de subsidios un ahorro de unos 1.500 millones de dólares anuales. El Gobierno alcanzó en febrero un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por unos 4.200 millones de dólares.

En ese contexto, el Ministerio de Agricultura fijó una tabla de precios oficiales para varios productos como arroz, cebolla, plátano, huevos, entre otros.

“Nos están vendiendo el quintal de la cebolla a 45 dólares desde el mercado Monte Bello (el mayor mercado de abastos)”, dijo Armando Zuquilanda, un comerciante de 45 años, que vende hortalizas en un mercado al sur de Guayaquil. “Qué podemos hacer los comerciantes, no podemos trabajar a pérdida”.

Analistas han dicho que los efectos de la medida fiscal podrían generar un impacto en la inflación del país dolarizado. Los precios al consumidor en Ecuador bajaron en un 0,01% en septiembre, según datos oficiales.

El cierre de vías también está afectando a la distribución de combustibles en determinados puntos del país, a pesar de que la petrolera estatal Petroecuador está despachando con normalidad los derivados.

“Hay graves problemas de desabastecimiento de combustibles por el paro en las zonas de comunidades indígenas y campesinas”, dijo el dirigente de los distribuidores de derivados, Oswaldo Erazo. “Hemos pedido ayuda al Ejército”.

Por otra parte, el Gobierno anunció que hoy se reanudarán las clases en todas las escuelas, colegios y centros de educación superior del país, aun si algunas rutas y calles siguieran cortadas por las organizaciones sociales y los manifestantes.

Las clases fueron suspendidas por el paro de transporte que dejó sin movilidad a gran parte del país.

La protesta de los indígenas mantuvo por segundo día consecutivo cerradas varias carreteras del país con piedras, palos y neumáticos, según testigos, causando problemas en la distribución de combustibles y generando especulación en precios de productos de consumo masivo.

“El problema es que están abusando del precio referencial y están subiendo indiscriminadamente, algunas personas inclusive están escondiendo los productos para venderlos después muy caros”, dijo Daniela Valarezo, autoridad de control en Quito, durante un recorrido por un mercado al sur de la capital.

Los operativos dejaron dos detenidos en Quito y otras siete personas arrestadas en Guayaquil por acusaciones de especular con los precios, según las autoridades de control de cada ciudad. El Ministerio del Interior no precisó sobre los detenidos a nivel nacional.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Te puede interesar

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora