Edición Impresa Libre

Lenta reacción en el interés para las empresas

La fuerte caída de la tasa de interés de las Leliq -desde un récord de 73% anual en octubre del 2018, hasta poco más de 44% en la semana pasada de acuerdo con el Banco Central- comenzó, aunque levemente, a impactar en algunos segmentos más vinculados a la economía real. Concretamente, y según se habla dentro del gobierno, los bancos están reduciendo los intereses. El viernes hubo una reunión entre banqueros y el viceministro de Hacienda, Miguel Braun. Estuvieron economistas del Santander, el Galicia, el Francés y el Citibank. Por el gobierno además participaron el secretario de Finanzas, Santiago Bausili, y el subsecretario de Programación Económica, Federico Filippini. La queja es que los bancos no acompañen más decididamente la caída de la tasa de referencia. Les remarcaron que cuando ésta subió 30 puntos , los bancos elevaron las suyas al mismo ritmo y que ahora las bajas van mucho más lento. Las entidades señalaron que se redujeron 10 puntos. Mucho menos que los 30 puntos porcentuales de las Leliqs, pero comenzando a reacomodarse de manera algo lánguida pero efectiva. Datos del Banco Central indican, que las tasas para adelanto en cuenta corriente, uno de los mecanismos más comunes para financiar capital de trabajo por parte de las empresas, bajó 25 puntos desde los máximos de octubre del año pasado que estaban en 80% anual. Por caso, la referencia de las Leliq bajó 30, aunque todavía para segmentos de grandes empresas. Y junto con ello, tanto las empresas, como consumidores, no están tomando crédito. Lo cual indica que a pesar de todo, el costo del financiamiento todavía es caro. Los economistas de los bancos dejaron claro que hasta que las empresas no vean que la economía se recupere no van a comenzar a tomar préstamos.

Las tasas que parecen haber reaccionado de manera más rápida a la política del Central son las que se aplican para negociar cheques en el mercado de capitales. Allí se produjo una baja de 10 puntos en dos semanas. Una pequeña empresa que concurra al mercado a negociar sus documentos puede obtener dinero para capital de trabajo a entre 37 y 40%. En eso coincidieron el director del Mercado Argentino de Valores (MAVSA), Fernando Luciani, y el gerente de sector Pymes de Balanz, Maximiliano Gilardoni. “El impacto de la baja de las Leliq a 45% logró generar una referencia de 40% en el mercado de capitales”, explicó Luciani. Para el directivo del mercado especializado en instrumentos de pymes, en las últimas jornadas la tasa para negociar cheques se estabilizó entre 38% y 40%. Afirmó que “es una baja sustancial respecto de hace 15 días cuando se ubicaba al 47%”. Por su parte, Gilardoni coincidió en que en ese segmento se registró una caída, pero explicó que “una cuestión muy diferente es la de los bancos, donde las tasas para descuento de cheques está 20 puntos más caras”. En efecto, en el caso de los bancos los descuentos para cheques no bajan del 60% todavía. El razonamiento de las entidades financieras es otro. Ven un mejor negocio en tomar pesos del mercado a plazo fijo al 30% y colocarlos el Leliq al 45%. Gilardoni entiende que de acá en más las tasas “van a seguir en baja”, pero que el ritmo en que se produzca la caìda dependerá de la velocidad a la que descienda la inflación. El especialista sostiene que el escenario local estará tranquilo a pesar de las elecciones presidenciales. Mientras tanto las tasas de tarjetas de crédito, por ejemplo, parecen inmutables al contexto. Aún cuando se verifican caídas reales de consumo, y una menor utilización de plásticos, los bancos siguen cobrando un costo financiero total del orden del 100% anual.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario