Edición Impresa

Letes: se renovó 69% y se colocaron u$s 763 M (con tasa de 7% anual)

TAMBIÉN CAPTÓ $42.567 M A TRAVÉS DE LOS TÍTULOS CAPITALIZABLES EN PESOS - El menor nivel de roll over inquieta. Vencían ayer u$s1.100 M. Es clave recuperar la confianza porque el financiamiento a estas tasas no es sostenible. Ayer afectó una movida de Buenos Aires por pago de un bono.

El Gobierno colocó ayer $42.567 millones en Letras del Tesoro (Letes) capitalizables en pesos y otros u$s763 millones en Letes en dólares, arrojando un total de u$s1.885,6 millones. De esta manera, sólo logró renovar el 69,4% de los vencimientos en dólares de la semana, que ascendían a u$s1.100 millones. Desde el Ministerio de Hacienda señalaron que la cifra asciende al 94% si no se toma en cuenta a la provincia de Buenos Aires, que no renovó unos u$s300 millones para el pago del bono Provincia de Buenos Aires 2018, que vence esta semana.

El resultado se dio a conocer en un contexto en el cual las miradas siguen puestas en las negociaciones entre el Gobierno y el FMI, pese a las elevadas tasas que debió pagar el Tesoro y a la desconfianza que persiste sobre la Argentina. Por las Letras en dólares a 196 días, el Palacio de Hacienda recibió ofertas por u$s765 millones, de los cuales se captaron los u$s763 millones susodichos a una tasa del 7%, la más alta desde que el Gobierno comenzó a colocar estos títulos, a mediados de 2016. Lo cierto es que la tasa no sorprende debido a la fuerte suba en el riesgo-país argentino de los últimos meses, que llegó a superar los 800 puntos básicos (ayer cerró en 699, tras caer un 5,67% diario), pero enciende las alarmas para el mediano o largo plazo ya que el Gobierno debería crecer a una tasa similar a la de los intereses para poder cubrir la deuda. Es por eso que recuperar la confianza es algo clave en este proceso. Por la Letra Capitalizable en pesos a 105 días, que arrojó una tasa nominal anual del 54,74%, la cartera que dirige Nicolás Dujovne captó $37.976 millones, mientras que tomó $9.886 millones a 196 días por las más largas, que arrojaron una tasa nominal anual del 50%. El monto total colocado de este último asciende a $24.036 millones, desde que el Tesoro comenzó a ofrecer estos títulos. En total, se recibieron 18.073 órdenes de compra.

Las colocaciones en pesos fueron un dato a tener en cuenta porque la semana que viene el Banco Central deberá enfrentar el vencimiento de $403.391 millones de Lebac, de los cuales, unos $300.000 millones están en manos de entidades no bancarias. Todavía falta que la autoridad monetaria dé a conocer la cifra que buscará renovar de cara a la próxima licitación, pero todo parece indicar que el Ministerio de Hacienda no tendrá mayores problemas para captar parte de los pesos que queden afuera de las Lebac, cuyo stock asciende a $504.012 millones, en caso de que ofrezca tasas similares a las de ayer y siempre y cuando no se desate una nueva corrida bancaria en los próximos días. Vale recordar que el Gobierno aspira a eliminar las Lebac para fin de año, con el fin de generar un entorno más estable para que el BCRA pueda desarrollar una política monetaria contractiva que le permita reducir la tasa de inflación en 2019, para el cual ya se habla del 25%.

Tras el buen resultado, el Gobierno se acercaría cada vez más a cumplir con sus necesidades de financiamiento para este año. Fuentes del Ministerio de Hacienda ya habían anticipado que en el caso de renovar el 40% de los vencimientos hasta fin de año lograría estar cubierto. De todas formas, el Gobierno seguirá apostando por desarrollar un mercado de deuda en pesos, para evitar un incremento en los compromisos de deuda en pesos por las variaciones del tipo de cambio, como ocurre con la deuda en dólares, luego de los procesos de devaluación.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario