Política

Ley contra violentos del fútbol trabada en comisión

Las comisiones de Legislación Penal y de Deportes de Diputados no dictaminaron la ley enviada por el Ejecutivo -tras casi tres años de siesta- para aplicar penas contra las barrabravas. El ámbito de aplicación abarca las “instalaciones de los clubes de fútbol propias o de terceros, el estadio, predio, inmediaciones de éstos o ámbito de concurrencia pública” antes, durante o después de un evento.El intento oficial de empujar rápido la ley cedió sin resistencia. La presidente de Legislación Penal, Gabriela Burgos (UCR), viró y dijo que no era la intención la obtención de un dictamen. Horas antes, un puñado de legisladores chocó con la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien pidió no modificar el proyecto.“La ley no sólo es mala, sino que además no la tratamos en casi tres años y no consultamos a nadie de la oposición estos días”, reconoció una fuente top del oficialismo a Ámbito Financiero. El debate podría continuar hoy si Burgos cumple con la promesa de una nueva citación de la comisión que preside. El kirchnerismo rechazó de manera llana el texto, mientras el massismo pidió varios cambios.El proyecto enviado por el Ejecutivo eleva las penas mínimas en dos tercios y las máximas en un tercio para infracciones del Código Penal relacionadas con delitos contra las personas, la seguridad pública y la propiedad. Además se impone la “prisión de tres a seis años, si no resultare un delito más severamente penado, al que tuviere en su poder, introdujere, guardare o portare armas blancas, piedras, botellas u otros instrumentos contundentes, artefactos químicos, de pirotecnia; o cualquier otro elemento que pueda ser utilizado para intimidar, ejercer violencia o agredir”.Para el caso de elementos inflamables, asfixiantes o tóxicos, y también para armas de fuego de uso civil, las penas suben de cuatro a ocho años, mientras que serán penados de cinco a 10 años en los casos de portar armas de guerra o artefactos explosivos”. En cuanto a la venta de entradas falsas, la facilitación del ingreso y el cuidado de autos sin autorización -“trapitos”-, las penas van desde los tres a ocho años, tres a seis años, y tres a cinco años, respectivamente, para cada caso. En tanto, el proyecto aplica penas para situaciones de “accionar de grupo” -fundadores, cabecillas, jefes, etcétera-, y de 300 a 10.000 “días multa” a los clubes que cuenten con dirigentes que hayan cometido ilícitos.El proyecto permite el juicio abreviado ante la realización de un delito. El fiscal podrá determinar el requerimiento de pena dentro de una escala reducida en un tercio del mínimo y el máximo aplicables. Por su parte, el imputado deberá aceptar en forma expresa los hechos en materia de acusación. La existencia de varios imputados en un mismo proceso no impedirá la aplicación del juicio abreviado para alguno de ellos. En ese caso, el acuerdo celebrado podrá ser utilizado como prueba en contra de los demás imputados por los hechos referidos en el acuerdo. Es decir, un arrepentido.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario