Edición Impresa

Librerías Distal pidió plan de crisis y cerró sucursales

La cadena cerró 6 sucursales sobre un total de 16 que tenía activas. Presentó proceso preventivo de crisis.

En un contexto de crisis económica, con caída del consumo, y de una industria editorial en proceso acelerado de reconversión, la cadena de librerías Distal cerró 6 sucursales sobre un total de 16 que tenía activas.

La empresa pidió ante el Ministerio de Producción y Trabajo el ingreso al proceso preventivo de crisis, que le permite concretar despidos pagando la mitad del monto indemnizatorio de sus empleados. En ese marco, los despidos suman más de 40, según informó el gremio de Empleados de Comercio.

El juez en lo Comercial Javier Cosentino declaró abierto el procedimiento de crisis y designó como síndico al Estudio Rodríguez Ansoátegui-Petrocelli.

Distal es una empresa familiar de capitales argentinos con 40 años de existencia. Fue fundada en 1979 como distribuidora e importadora de libros. Con el paso de los años se dedicó a la edición, distribución, importación, exportación y venta. En 1987 abrió su primer local de venta al público en la avenida Corrientes.

Los problemas que enfrenta Distal no son una novedad en el sector editorial y de librerías. Vienen desde 2016, con una marcada caída de ventas y producción de libros que se agravó hasta la actualidad. Ese camino dejó varias víctimas entre librerías emblemáticas de Buenos Aires, como Clásica y Moderna, Adán Buenosayres, Prometeo, entre otras que desaparecieron o se fueron achicando.

La complicada situación del sector editorial quedó planteada en cifras en la apertura de la Feria del Libro de Buenos Aires de este año. En su discurso de apertura, María Teresa Carbano, directora de la Fundación El Libro, presentó datos de la Agencia Argentina del ISBN: en 2018 se produjeron 43 millones de libros, contra los 84 millones que se editaron en 2015.

Y la caída se agravó este año, según Carbano, ya que en el primer trimestre de 2019 hubo una caída de producción del orden de 50% con relación a las cifras del mismo período de 2016. Las ventas estuvieron a tono con la producción: cayeron 12% en el primer trimestre contra el primer trimestre de 2018.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario