Aseguran que con el método de los "2 minutos" tu casa estará siempre ordenada

Lifestyle

El cambio de hábitos que es tendencia en los hogares. Una regla sencilla para poner orden en poco tiempo.

La pandemia del Covid-19 nos mantiene en nuestros hogares más tiempo del que estamos acostumbrados, y mantener el orden y la limpieza en tales circunstancias puede ser un problema. Incluso sentimos que nuestro hábitat es un "caos non stop", ya que siempre queda algo por hacer.

Pero somos consientes que un hogar ordenado y limpio otorga paz mental y tranquilidad mientras que el desorden contribuye al estrés. Por suerte, se difunde un nuevo método que promete resolver el problema.

Se trata del “método de los dos minutos”, que cada vez gana más adeptos porque permite realizar tareas simples y cotidianas y eliminarlas de la limpieza general casi sin darte cuenta. Se trata fundamentalmente de un cambio de hábitos.

Aunque algunas puedan parecer una obviedad, generar estas costumbres puede ser la clave para terminar con las jornadas eternas e infructuosas de limpieza.

Es muy simple: si una actividad tarda menos de dos minutos en completarse, no debe posponerse para más tarde, sino que debe realizarse de inmediato. A continuación, algunos ejemplos:

  • Cuando se usa un plato o vaso lavarlo inmediatamente y evitará que los platos sucios se acumulen en el lavavajillas.
  • Llevar al lavarropas la ropa del gimnasio después de usarla, la ropa del colegio, el repasador de la cocina para que no se amontonen en la cesta. Por lo tanto, ya estarán en el tambor para lavar cuando se reúna un volumen considerable.
  • Colgar la ropa usada apenas se la quita en lugar de dejarla en la silla o sobre la cama, evitará generar una pila de ropa y, además, evitar que se arrugue.
  • Despejar el recibidor para evitar que se acumulen boletas sin abrir, sobres y otros papeles que uno acostumbra a “traer” de la calle.
  • Mantener despejada la mesa del living o cocina y evitar que reposen montañas de papeles que, antes o después, se terminan desechando.

Y así, de esta forma, vamos a tener una casa como la queremos tener.

Temas

Dejá tu comentario