Mundo

Llega a la Corte de Brasil la polémica por las armas

Brasilia - La procuradora general de la República, Raquel Dodge, pidió ayer al Supremo Tribunal Federal (STF) de Brasil que declare “inconstitucionales” seis decretos firmados por el presidente Jair Bolsonaro que facilitan la compra y el porte de armas de fuego.

Dodge se mostró así favorable al recurso presentado por el Partido Socialismo y Libertad (PSOL) y Red de Sostenibilidad que busca derribar los decretos firmados por Bolsonaro que flexibilizan las reglas sobre la posesión y el porte de armas de fuego.

“Los decretos impugnados van en contra de la ley nacional y alteraron la política pública definida democráticamente por el Congreso”, indicó la procuradora en su escrito, enviado la noche del martes al Supremo en su último día como fiscal general de Brasil.

En su opinión, los decretos de Bolsonaro “afrentan el principio de separación de poderes” y sustituyen el papel del legislativo “en la toma de decisiones acerca de la política pública sobre el porte y la posesión de armas de fuego”.

“El camino adecuado para la alteración y sustitución de la política pública sobre la comercialización, posesión y porte de armas de fuego” es a través del Congreso, lugar “destinado a la deliberación democrática de los temas más importantes”, explicó Dodge.

En su primer acto oficial tras permanecer nueve días hospitalizado para ser operado de una hernia abdominal, Bolsonaro sancionó el martes una ley aprobada por el Congreso en agosto que permite a los dueños de propiedades rurales andar armados dentro de toda la extensión de sus tierras. La medida es criticada por organizaciones de derechos humanos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario