Mundo

Llegaron a El Salvador los cuerpos de Óscar y Valeria

San Salvador- Los cadáveres de Óscar Alberto Martínez y su pequeña hija Angie Valeria, quienes murieron ahogados en el Río Bravo, en la frontera entre México y Estados Unidos, llegaron ayer a territorio salvadoreño, donde eran velados y se espera que sean sepultados hoy por la tarde.

Los restos de Óscar, de 25 años, y de la niña de casi dos años ingresaron durante la mañana por vía terrestre a la localidad de La Hachadura, en la línea limítrofe de El Salvador con Guatemala, unos 110 km. al suroeste de San Salvador, en el departamento de Ahuachapán.

El ministro salvadoreño de gobernación, Mario Durán, recibió los cadáveres que llegaron en un coche fúnebre hasta un sector con restricciones a la prensa donde se realizaron los trámites legales.

Tanto el padre como su hija serán trasladados desde La Hachadura hasta al cementerio la Bermeja, en el sector sur de San Salvador, donde serán sepultados.

La decisión de trasladar los cuerpos vía terrestre desde México se tomó en conjunto con la familia de las víctimas por ser más expedito y directo que por avión, debido a los trámites y cuidados que eso implica. La esposa del migrante y madre de la niña fallecidos, Tania Ávalos, de 21 años, había llegado a San Salvador el viernes.

Óscar junto a su hija y su esposa habían salido de El Salvador el pasado 3 de abril con el sueño de poder concretar el “sueño americano”. Hace una semana, Martínez y la niña murieron ahogados en el río Bravo, ubicado en el límite entre México y Estados Unidos. La fotografía de sus cuerpos muertos boca abajo en la orilla del cauce conmocionó a la comunidad internacional, y expuso con crudeza el peligro de la migración irregular alentada por la pobreza y la inseguridad. “Óscar y su bebé se han convertido en un ícono para llamar la atención a nivel nacional e internacional del drama de la migración que ha estado sucediendo por mucho tiempo”, sostuvo César Ríos, director del Instituto Salvadoreño del Migrante (Insami).

En la ruta migratoria terrestre de los salvadoreños y centroamericanos que viajan hacia Estados Unidos “todos los días hay un muerto y un desaparecido” por los diferentes peligros que deben sortear, describió Ríos.

Agencias AFP y Reuters

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario