Edición Impresa

Llevan al cine libro sobre salvadora decientos de judíos

Lima - La historia de Magdalena Truel, una peruana de ascendencia francesa que salvó a cientos de judíos al falsificar documentos durante la Segunda Guerra Mundial y que murió en un campo de concentración nazi, será llevada al cine en 2016, informó ayer el escritor Hugo Coya.

En el libro "Estación Final" (Lima, 2010), Coya saca a la luz una investigación que le tomó cinco años de trabajo donde narra la historia de 22 peruanos que murieron en los campos de concentración nazis, entre los que figura Truel, y de un sobreviviente.

"Hoy a la mañana tuvimos una teleconferencia y se formalizó que el libro 'Estación Final', del que soy el autor, se va a llevar al cine", afirmó un emocionado Coya.

Una coproducción peruano, española, francesa y estadounidense será la encargada de pasar al formato de cine la vida de Magdalena Truel, también conocida como Madeleine, en una película que se rodará en inglés, en parajes de Perú y Francia.

"Es un gran orgullo porque es un reconocimiento al trabajo que he realizado hace cinco años y es una gran felicidad porque una peruana pueda ser reconocida por sus grandes acciones a nivel mundial", resaltó.

Tras la muerte de su padre, Truel dejó Lima y se trasladó a Francia para estudiar filosofía en la Universidad La Sorbona y a la salida de su trabajo como traductora de un banco fue atropellada por un camión nazi que la dejó renga. Durante su tiempo de rehabilitación, Truel se indigna al observar cómo los nazis se llevan a sus vecinos y compañeros de universidad de origen judío, por lo que decide unirse a la Resistencia francesa.

"Ella se convierte en la mayor y la mejor falsificadora de documentos y pasaportes y salvoconductos de la resistencia francesa, con lo que pone en riesgo su vida. Los nazis descubren que existe una red de falsificación de documentos y los persiguen. Caen varios de sus amigos hasta que llegan a ella, la capturan y la llevan a varios a un centro de reclusión donde es salvajemente torturada", detalló Coya. "La obligan a salir de un campo de concentración alemán con un grupo que va en las marchas de la muerte rumbo al mar del Norte para desaparecer todos los vestigios del holocausto. La golpean salvajemente en la cabeza y muere cuatro días antes del fin de la guerra", manifestó. Sus restos fueron enterrados en una fosa común en Berlín, donde sus compañeros le dejan flores rojas y blancas, en honor a su nacionalidad peruana.

Después de varios años, el gobierno francés abrió una investigación sobre los desaparecidos por deportación de esa época y a partir de ahí emerge Magdalena Truel como una mártir. "Magdalena Truel ha sido declarada heroína de la Resistencia en Francia. Es la única latinoamericana que tiene ese título", destacó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario