Edición Impresa

Llevar adelante una reforma integral

Encabezado por el flamante ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, el Gobierno parece decidido a revisar la carga impositiva sobre los salarios y la producción que formarían parte de una reforma tributaria integral. El debate está abierto.

 La Argentina se convirtió en uno de los países de la región con mayor carga tributaria, sobre la base de un sistema impositivo que cumplió meramente con un fin recaudador y no trepidó en hacerlo con parches inconexos que generaron serias distorsiones e inequidades. Las modificaciones, parciales, llevadas a cabo últimamente permitieron atenuar algunos de estos desequilibrios pero se sigue lejos aún de una solución de fondo.

Conscientes de la problemática que genera una superpoblación de gravámenes, y sabiendo que los cambios aislados no son la solución, desde el Consejo Profesional de Ciencias Económicas porteño desarrollamos una propuesta de cambio integral en el sistema tributario que no es nueva. Ya en 2011 publicamos un extenso documento que la profesión dio en denominar el "Libro Azul", en el que 50 de los mejores tributaristas del país se abocaron al análisis de la situación de cada gravamen y a las soluciones que el esquema tributario precisaba y aún precisa. En 2015 fue lanzada una nueva versión, que incorporó a los análisis realizados originalmente aquellas reformas introducidas desde la primera edición.

Entre las temáticas abordadas se destacan las modificaciones propuestas al impuesto a la renta, que abarcan desde el tratamiento de las utilidades de las sociedades de capital (donde la propuesta es permitir el criterio de integración parcial y crédito parcial al accionista) como los usos de quebrantos, las amortizaciones de bienes de uso (considerando la obsolescencia y la depreciación adelantada) y la reimplantación del mecanismo de ajuste por inflación.

La propuesta del Consejo (que se la puede ver en nuestro sitio Web) incluye también la eliminación del Impuesto a la Transferencia Gratuita de Bienes y del denominado Impuesto al Cheque. Para este último caso, se proyecta una eliminación gradual, permitiendo el cómputo del impuesto abonado como crédito en otros impuestos nacionales.

Respecto de imposiciones al consumo, se propone la unificación y reducción de alícuotas en el IVA y la revisión íntegra de los bienes alcanzados por los Impuestos Internos, así como la incorporación de aquellos bienes cuyo consumo genere impacto ambiental.

Partiendo de la importancia que tienen las pymes en el esquema económico actual, la iniciativa del Consejo establece computar el 100% del Impuesto al Cheque como pago a cuenta de Ganancias o IVA. En cuanto a los gravámenes que recaen sobre la renta, propone mantener el régimen simplificado en el corto plazo, con un mayor control sobre la emisión de comprobantes y la obligación de registrar las operaciones.

Por último, nuestro "Libro Azul" establece lineamientos respecto de la Coparticipación Federal. Para cumplir con el mandato constitucional para reformar este sistema (cuyo vencimiento operó en 1996), propone fijar que todos los recursos impositivos (a excepción de los recaudados por comercio exterior y seguridad social) formen parte de la masa coparticipable. Desde la visión del Consejo, para cumplir con este objetivo es necesario lograr una mayor institucionalización de la distribución automática.



(*) Presidente del Consejo Profesional de Ciencias Económicas CABA (CPCECABA)

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario