Edición Impresa

Lo que se dice en las mesas

• Arrancó con todo el segundo semestre de encuentros financieros. Comienzan los intercambios balísticos y todos miran al RMB. Bonos emergentes mejor, acciones no tanto. • Encuesta que alarma a los propios encuestadores. • Cumbre de economistas aprobó los cambios. Juventus, ya ajustó.

• En la previa de un nuevo finde XL, se intensificaron las reuniones, desayunos, afters y encuentros entre hombres del mercado, consultores y empresarios. Cruce de datos, opiniones y encuestas. Todo vale para inferir qué es lo que viene. Aunque hoy el mundo asistirá al disparo de la primera bala en la guerra comercial entre EE.UU. y China (comienzan a regir aranceles sobre importaciones chinas, ver pág. 6 y 8). Al respecto sobrevuela cierta inquietud en los mercados mundiales a partir de la reciente reacción del renminbi (RMB) que coquetea con los 6,7 unidades por dólar. Los operadores de monedas ven detrás la fortaleza del dólar, pero los expertos geopolíticos vislumbran incipientes destellos de la escaramuza comercial entre ambos gigantes. Para el IIF el reciente debilitamiento de la moneda china no se traducirá en una devaluación abierta y competitiva. Aunque algunos argumentan que esta depreciación podría pesar en los mercados de riesgo globales, incluido el S&P (un posible talón de Aquiles para EE.UU.) dado que una mayor depreciación del renminbi podría reavivar las salidas de capital especulativas. Por lo que consideran que una devaluación competitiva podría resultar contraproducente para China, al endurecer las condiciones financieras a través de salidas, pérdidas de reservas y devaluaciones de divisas entre otros países de la región. Lo cierto es que China contestará con la misma medicina que Trump. Sin duda, la guerra comercial entre EE.UU. y China entró a terciar en el endeble andamiaje geopolítico mundial y los mercados sufrirán las consecuencias del intercambio de balas. Algo que no le hace nada bien a los emergentes, y menos, a la Argentina que está saliendo de terapia intensiva, ahora en intermedia con diagnóstico reservado. En medio de un tardío brunch financiero, un gestor destacó que unas pocas noticias de afuera descomprimieron la presión sobre emergentes, por el lado de los bonos, mientras las acciones sufren por China. Respiró la deuda argentina, en especial el DICA. "Bien el Dollar Index, sigue debajo de 95, terminó en 94,41 (-0.27%), esto le sacó presión al peso", señaló. Otro colega, remató el bajo impacto de la tasa de pase y caución que llegó al 60% en la Bolsa (había un alto volumen de vencimientos) y sin embargo no presionó a la baja al mercado. Para este experimentado gestor hubo cierto olor a plata fresca del exterior.

• Anoche, un conocido operador de bonos se cruzó a un colega, con el que compartió los datos de una encuesta política, que aún no vio la luz. Los resultados para el Gobierno son preocupantes. Es más, la gente a cargo del sondeo, con llegada a la cúpula de la Rosada y al Congreso, quedó casi en shock. Que los números de imagen, percepción y demás variables que monitorean el humor y el clima social den mal no sorprende a nadie, pero la magnitud del deterioro ha generado preocupación hasta en los especialistas. El bonero comentó que un politicólogo con acceso a los principales despachos oficiales le había comentado, con desazón, que el Gobierno se hallaba aún aturdido por la crisis, "está como un boxeador que recibió varios golpes y aún le zumban los oídos y tiene los ojos hinchados", ilustró el consultor. Según los resultados del sondeo, ni Macri, ni Vidal, ni la gestión, ni las expectativas logran aprobar y van a marzo. Tampoco le va mejor a Massa. Mientras Cristina mantiene su market share, a favor y en contra.

• Casi una cumbre de economistas donde había una de las principales espadas económicas del Presidente. Allí, uno de ellos celebró la llegada del "trader" al BCRA. "No lo digo en forma despectiva, sino que cuando choca un tren lo que hay que tener en la sala de emergencia del hospital son médicos que se hagan cargo de los heridos", explicó. Consenso en frenar la hemorragia. "Se cambió sensatez por trader, pero eso es lo que hay que hacer en una crisis. Se percibe más realismo ahora en el Gobierno, no por mérito propio sino porque se asustaron y mucho"; y continuó, "Fede ya le había ofrecido los bonos que el Toto colocó antes de su llegada al BCRA. Pero Fede, un académico sensato, les habló con el corazón a los bancos y fondos y así respondieron, hasta que el Toto les habló como él sabe cómo hablarles, porque es uno de ellos, y sin miramientos ni buenos modales, les enchufó los bonos", cerró. Mientras intentaban calcular adónde podría estacionarse el tipo de cambio nominal, un banquero invitado al ágape, recién llegado de Rusia, no por negocios, compartió su felicidad a pesar del desempeño albiceleste porque un colega turinés le hizo comprar acciones de La Juventus que ya subieron casi 25% ante el posible fichaje de Cristiano Ronaldo. Desde su celular mostró el desempeño de las acciones de La Vecchia Signora ayer en Milán donde avanzaron más de 11% ante los rumores de la llegada del atacante luso (y la posible partida de Higuaín para compensar la inversión). No gustó mucho la licitación de Letes de ayer, no solo por la tasa sino por el magro monto colocado. "Esperaban más del doble", dijo el banquero. Mucho escepticismo sobre el cumplimiento de las metas fiscales con el Fondo. Lo que más preocupa es el 2019. "¡Fede debe estar feliz, al final sonó a los carry traders! pero si a esta tasa del 60% no entran es una señal, de que, quizás tienen miedo de no poder salir", lanzó un comensal que aportó el dato de que ya había salido el decreto designando a Gustavo Cañonero en la vice del BCRA. Sobre el Central todos coinciden que lo del swap chino es pour la galerie, porque según los criterios del Fondo, tanto el swap chino como el del BIS, deben netearse de las reservas brutas o sea, no se computan por ende no elevan las reservas disponibles. La gran apuesta, volver a los mercados antes de las PASO.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario