Edición Impresa

Lo que se dice en las mesas

• Entre el overshooting y el passthrough. Caída de ventas y supertasas. • El BCRA cerca de cerrar con el Fondo. María Eugenia pide indexación. • Monumental financiero. • Cumbre del IIF en México con faltazo de hombre clave (del Fondo) para Argentina. • El pase del año. DJ D-Sol sacude a Wall Street.

¿Quién vio un dólar dormido? O es un millennial, o no aprendió historia. Por lo menos el BCRA, con el IPC agosto en mano, ayer pareció que lo dejó deslizar a $40. ¿Cuál será la próxima estación del billete?, es el nuevo interrogante. Por lo pronto, en las mesas saben que el Gobierno debe aprovechar el "overshooting" y rezar que el "pass through" se modere. Pero lo que está claro es que el dólar tiene más para ganar que para perder. Y en este contexto ya el "40" hace estragos en el sector real. "Es el primer mes que se nos caen las ventas. No nos compran, porque nuestros clientes no saben a qué precio vender y a cuál van a tener que reponer", explicaba sintéticamente el CEO de una multinacional, cuya lista de precios está dolarizada, a uno de los principales economistas locales. Este laberinto de tasas fantasmagóricas están destruyendo el capital de trabajo y, por ende, el crédito. Sumado a esto el derrumbe del poder adquisitivo, ¡qué esperar del consumo! en lo que resta del año, piensan en voz alta los empresarios (estiman una caída del salario real 10% a fin de año) que vislumbran un cuatrimestre bien movido socialmente.

Volviendo al BCRA, hoy foco de atención por el devenir del dólar, y tras la visita de la misión del Fondo reina cierto optimismo ya que esperan cerrar, su parte del acuerdo, entre lunes y martes. Aún no hubo fumata blanca pero fuentes cercanas a la negociación confirmaron por ejemplo que el rescate de las Lebac sigue firme y el tema de las RIN también. Si cierra el BCRA restaría el Tesoro, que dicho sea de paso está "recalculando" ya con el Consenso Fiscal 2018 en mano y que ayer acaparó la atención de los operadores y analistas. En un conference call entre ministros de Economía provinciales y un gurú de la City surgió un dato: la gobernadora Vidal exige la actualización de los $21.000 millones del ex-Fondo del Conurbano. En general las provincias zafan, cada caso es particular, pero quizás Vidal sufrirá más. El resto, en general compensan. Una de las claves pasa por lo que ocurrirá con Ingresos Brutos, la madre de las batallas del federalismo.

En medio del fragor de los mercados algunos financistas tuvieron un respiro al participar de un lunch en el Monumental donde el presi de River, Rodolfo D'Onofrio, celebró una alianza con su colega del Banco Ciudad, Javier Ortiz Batalla. Se habló del dólar, obvio, (sobre todo de los contratos dolarizados) y del momento actual. Mucha preocupación por la situación económica y social. Entre canapés se habló de Tinelli, quien si bien parece medir bien a pesar de los encuestadores oficiales, tiene dos talones de Aquiles: las votantes mujeres y algunos de sus exsocios. Fue de la partida el Escocés, conocido gestor de fondos, si bien no es hincha de Núñez, quien se mostró optimista y contó que recibió muchas consultas de fondos del exterior que esperan para entrar. Algo tiene que ver el ingreso al índice MSCI. Los precios aún no lo reflejan, dice, pero vislumbra ola de compras. Veremos.

El DF fue epicentro de una cumbre de emergentes organizada por el influyente IIF. Si bien el caso mexicano y el NAFTA dominaban la agenda, los más de 250 inversores y fondos presentes hicieron foco en el caso brasileño y argentino. Al respecto, quién faltó a la cita fue Alejandro Werner, director del FMI (Hemisferio Oeste). Parece que tenía algo mejor que hacer, ¿cerrar el acuerdo criollo? Allí se dijo que tanto el peso como la lira turca ya están depreciadas por demás y ahora sería el turno de las monedas de Sudáfrica, India e Indonesia. Consideran que Argentina necesita un programa aún mayor con el FMI y se preguntan si ya se tocó fondo y cuán larga y profunda será la recesión. Respecto a Brasil se percibió mucha inquietud, y por ende, se teme otro impacto sobre Argentina. En cuanto a México, dudas sobre AMLO y la política fiscal y su postura antimercado. Ponderaron la transición muy ordenada y que el presidente del Banco Central continuaría. Sobre la Fed (disertó Nathan Sheets) se vislumbra que subirá la tasa como mínimo hasta 2,5% y máximo 3%. Un conocido economista con llegada a Olivos organizó un asado con amigos y colegas donde surgieron algunos datos: monitorear impacto del BOTE sobre el dólar, mucha cobertura y un gran jugador con importantes pérdidas, incluso ya para fin de año. En otro evento un economista cercano a la cocina del primer acuerdo con el Fondo cuestionó porqué no aprovechó el BCRA el dólar a $40 para licuar el stock de Lebac.

Para muchos ya es "el pase del año". Se refieren al fichaje de Shamik Dhar (economista jefe del gobierno británico y asesor del "brexit") por parte de BNY Mellon Investment Management. Dhar se desempeñaba en el Ministerio de Asuntos Exteriores liderando un equipo de 16 macroeconomistas. Ahora BNY Mellon IM le creó el puesto de economista jefe y será el vocero principal de la firma para cualquier cuestión relacionada con la situación macroeconómica, la geopolítica y los mercados de capitales. Dhar se desempeñó también en el Banco de Inglaterra, en Aviva Investors y en consultoras. Según el "nuevo" empleador, la visión de Dhar será clave ahora que se empiezan a dejar atrás las políticas de expansión cuantitativa y acumulación, y los inversores se adentran en terreno desconocido. Mientras tanto, en Wall Street el nuevo hombre fuerte de Goldman Sachs, David Solomon (conocido como DJ D-Sol), haciendo sonar su tema preferido "Do Not Stop" de la emblemática banda de rock británica "Fleetwood Mac" (su versión ya sumó 2 millones de reproducciones en Spotify), concretaba sus primeros fichajes al nombrar como nuevo presidente y director de operaciones a John Waldron y como director financiero a Stephen Scherr, en sustitución de Martin Chavez, que pasa a ser vicepresidente. Son los primeros fichajes de Solomon que asume en octubre en reemplazo de Lloyd Blankfein. Chavez además se unirá al equipo responsable de la división de valores junto a Ashok Varadhan y Jim Esposito. Por su parte, en el seno del banco, los estrategas liderados por David Kostin recalcularon los riesgos de una guerra comerical, como el "peor escenario" para las empresas estadounidenses. Kostin, conocido por su tradicional optimismo, ahora pronostica un mercado bajista, con el S&P 500 cayendo un 25% a niveles de 2.200, lo que implicaría pérdidas de capital por más de u$s6 billones, en caso de que Estados Unidos imponga aranceles del 10% a todas las importaciones. Si fuera una guerra moderada (arancel del 25% sólo a productos chinos), eliminaría el crecimiento para las compañías S&P 500 en 2019.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario