Economía

Lo que se dice en las mesas

Un cisne negro llamado Wanzhou. ¿Fin de la tregua y del rally navideño?. Cata con Johnnie en Palermo y datos para el 2019. Macri finalista. ¿La hora de los emergentes?. Éxodo en Ginebra.

Cuando algunos precisaban una excusa para justificar la orden de venta, sobrevino un evento fortuito, en principio irrelevante, que activó una cadena de acontecimientos que detonaron la liquidación de posiciones. Esta vez el cisne negro se llamó (Meng) Wanzhou. La detención de la directora financiera de Huawei Technologies en Canadá, a pedido de las autoridades estadounidenses (por supuestas violaciones de la prohibición de operar con Irán. Ver más en pág.19) encendió las alarmas y no puede verse fuera del conflicto comercial (e incluso geoestratégico) entre EE.UU. y China. Lo cierto es que el gobierno chino reaccionó con ira exigiendo la inmediata libertad de Meng, y los inversores con pánico. Creen que esta vez se le fue la mano a Trump. Y si aún existían dudas sobre la tregua comercial sellada en el G-20, esto confirmó que el alto el fuego, a la Trump, era otra cosa. Por lo pronto ayer los mercados mundiales sufrieron fuertes caídas (Asía -2%, Europa -3%). A Wall Street, lo salvó el rumor que la Fed sería más prudente con la suba de la tasa. Cierto es que el clima inversor ya venía enrarecido, ante la generalización de que lo que viene es una recesión en EE.UU. con impacto global. Y la posible inversión de la curva de rendimientos en EE.UU. fue la señal. Algo más de Huawei: es el mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones del mundo y el segundo fabricante de teléfonos móviles. Pero como si fuera poco, Meng es la hija del fundador de la empresa, Ren Zhengfei, antiguo ingeniero del Ejército chino y que es considerado uno de los principales empresarios del país. Hoy la justicia canadiense analizará el caso y las primeras informaciones anticipan su extradición a EE.UU. A todo esto se suma que el Reino Unido parece encaminado a un brexit sin acuerdo. Difícil tomar estas correcciones como oportunidades de compra, y si los rebotes como oportunidades de venta, reconocen en Wall Street y Londres. Por eso se ciernen nubarrones sobre el esperado clásico rally de Navidad. Veremos.

En la previa de la Copa Johnnie Walker en Palermo (la ganó Las Monjitas a la Ellerstina) hubo una interesante cata a cargo de Sebas Maggi, brand ambassador de JW. Hubo grieta: entre los amantes del 18 y del Blue. Ahí varios hombres del mercado, hicieron un alto en medio del derrumbe de Wall St., y entre un blend y otro intercambiaron datos políticos como por ejemplo, que en marzo Vidal dirime, con Mauricio, si adelanta las elecciones. Salvo un cisne negro en el Senado, la Justicia no afectaría la candidatura de CK. El punto débil, Florencia. La expresidenta está muy activa, callada, pero ya en campaña. No solo la calle complica al Gobierno (pese al éxito del G-20), ahora la justicia se mueve sola. Se viene la “bolsonarización” de los discursos del oficialismo y oposición. Hay mucha preocupación entre empresarios y banqueros porque no ven al gobierno “trabajando”, solo surfeando hasta que lleguen las PASO y el FMI siga desembolsando. Nadie espera una reactivación ni rápida ni sostenida. Mientras algunos se percataban de la presencia del “sanlorencista” Matías Lammens -¿qué hacía por allí?- el CEO de Diageo en el país, Gonzalo Aguirre, explicaba por qué embotellaba algunas etiquetas en el país (el coloso de las bebidas tiene 70 marcas de whisky). Es que importar whisky a granel tributa mucho menos que embotellado. Claro que son etiquetas de menor valor. Lo bueno viene en botella. Ahí, en el segmento premium, no se ve la crisis. Según datos de JW el consumo sigue creciendo al 30% anual y ya venden 40.000 cajas. Envidia para la Copal. Aunque aún muy por debajo de países como Perú, Colombia y Uruguay. Un economista-financista comentó que se cruzó por la zona de Tribunales con el presidente de la Corte Suprema, Carlos Rosenkrantz.Para su sorpresa no solo iba caminando, sin custodia, sino que venía de comprarse comida en una rotisería del barrio. El juez, que portaba su bolsita de la rotisería, venía conversando con una persona rumbo a la Corte. Otro asiduo a las cercanías de la Rosada contó que pese a todo Macri tendrá su superfinal. No en Madrid sino en Los Abrojos. Ocurre que si bien su equipo perdió, por penales, la semifinal -en medio del G-20- jugará la finalísima con el ganador de la otra semi, por haber terminado primero en el campeonato de su quinta. Esperan su regreso del sur para jugar la superfinal. “Traeme la copa Mauri” será el nombre del nuevo trago si gana. Por lo pronto fue un éxito el Johnnie & Lemon en el After.

Si bien el humor de los inversores no está en su mejor momento, los pronósticos recesivos en EE.UU. y los problemas en UE parecen haber convertido a los emergentes en opciones atractivas. Así lo expresó el UBS en su informe de perspectivas 2019 donde las bolsas emergentes son el activo más popular para el próximo año. Las perlas buscarlas en el sector energético y financiero. Días atrás el legendario inversor Mark Mobius afirmó que era un buen momento para invertir en emergentes porque están muy baratos tras las fuertes caídas de este año (el MSCI Emerging Markets Index pierde 16% este año). Además de China, aconseja mirar India y el sudeste asiático (Indonesia, Tailandia, y Malasia).

Siguen los problemas en el banco suizo Julius Baer, que el año pasado perdió a su CEO, Boris Collardi a manos de su competidor Pictet. Esto detonó un éxodo de analistas y banqueros de inversión hacia Pictet que por ejemplo se llevó a todo el equipo de Medio Oriente y África liderado por Daniel Savary. Desde Julius Baer dijeron: "Confirmamos que alrededor de media docena de banqueros de nuestro equipo de Medio Oriente e África planean irse de Julius Baer. Tenemos confianza de poder mantener las relaciones con la clientela, gracias a nuestra posición fuerte en la región. Para dar una idea de las proporciones: tenemos casi 120 banqueros sirviendo clientes de Medio Oriente e África desde diferentes ubicaciones". Por otra parte, en estos días trascendió que renunció todo el equipo del Cono Sur con base en Ginebra del JPMorgan. Su destino sería el Credit Suisse.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario