Economía

Lo que se dice en las mesas

Sumergidos en un océano de confusiones. Exministro se exilia con su familia junto a la Reina. Flor de lío en la industria de fondos amenaza con "feriado".  Lapidario informe del francés.

Tras las Primarias los mercados venían transitando sobre una especie de lago congelado donde la muy delgada capa de hielo obligaba a acelerar el paso. Desde el miércoles ya se entró en una ciénaga llena de arenas movedizas. La situación no está para nada bajo control. Prueba de eso es, por ejemplo, el tenor de las intervenciones del BCRA o el conflicto desatado entre la Comisión de Valores (CNV) y los fondos comunes de inversión. Ni el guionista más creativo podía haber imaginado semejante ficción: a dos meses de las elecciones presidenciales, el Gobierno lanzaría un improvisado canje de deuda, que para colmo involucraría a un Congreso “freezado” por la batalla electoral. En la noche del miércoles, en medio de las reuniones y convocatorias al Palacio de Hacienda y a la Casa Rosada, se vieron algunos rostros que hacía tiempo no aparecían. A la salida de uno de esos encuentros dos funcionarios intercambiaron un acertijo que delata el ánimo entre la tropa del Gabinete y las viudas de Cambiemos: ¿quién es el ex ministro, que hace tiempo, adquirió una casa en Londres, por si no había reelección, para llevar a toda la familia? Una pista: no hay convenio de extradicción con ese país. Volviendo al clima del mercado ayer fue muy comentado el informe del BNP Paribas, cuyo título resúme la lectura del consenso: “The begining of the end”. Un legendario banquero de inversión recordaba, irónicamente, que justo se habían cumplido días atrás, 40 años del estreno de la obra maestra, todo un clásico, de Francis Ford Coppola “Apocalypse Now” (¡que encima volvió con una remake!), muy a tono con el actual momento financiero. Ni hablar cómo arrancarán hoy las operaciones ya que que anoche, con la celeridad que la caracteriza, la calificadora S&P “recalificó” la deuda argentina como “CCC-”, “SD” y “D”. Tras los anuncios del ministro Lacunza, que hoy se debe cuestionar ¿por qué yo?, reina la confusión. No es para menos, mientras los dos contendientes al sillón de Rivadavia siguen entreteniéndose a la “ruleta rusa”, de las declaraciones, con el país. Sin duda se ha entrado en una vorágine difícil de conducir sin mínimas reglas de juego que garanticen o prioricen el menor daño para la población en su conjunto. Veremos cómo reaccionan.

Copy

Ayer desde muy temprano la Cámara que nuclea a las administradoras de fondos comunes de inversión (CAFCI) fue epicentro del primer frente de batalla del “reperfilamiento” de la deuda que cayó como un balde de agua fría sobre el sector. El clima no era el mejor. Pronto emergieron dos posturas entre los gestores: una de segregar los fondos en dos clases de inversores, personas humanas hasta el 31 de julio y personas jurídicas más humanas post 31 de julio. La otra postura fue repetir lo resuelto en 2001, en el sentido de segregar los fondos por especie, de esa forma si un inversor quiere rescatar, se lleva el proporcional de liquidez y de especies, luego según su clase de “persona” cobra todo o según cronograma. Pero el lío interno era tan grande que se generó una tercera posición más combativa, de ir por un amparo, la cual a esas horas no prosperó.Se decidió avanzar por la primera posición y avanzar con reuniones tanto con Hugo Medina como con la CNV. En principio, dada la incertidumbre, se acordó no operar inicialmente los fondos que contengan los activos afectados. Claro que no es una decisión que puede tomarse alegremente en forma unilateral. Por eso, le pidieron a la CNV que sacara algún tipo de comunicación que habilite a las sociedades gerentes a no operar los fondos con activos afectados al reperfilamiento. Con respecto al período de no operar, algunos gestores pidieron no se opere hasta el próximo lunes. Allí surgió un debate dado que es sabido que una especie de “feriado” de fondos no es una buena señal y puede provocar más rescates. Por lo tanto, quedaba claro que sólo se dejaría de operar los fondos afectados, pero con la intención de volver a operarlos. La CNV preparó un borrador de una Resolución General, pero la CAFCI no estuvo de acuerdo con el texto y convocó a una reunión de emergencia, pero ahora con abogados. La idea era presentar una contrapuesta y si no llegan a un acuerdo, se votaría para que la Cámara avance judicialmente contra Hacienda. Hubo dos conference call más, a las 15 y a las 18 entre la Cámara y la CNV. El menú tentativo quedó en no abrir hoy, pedir reunión con los abogados para que la CNV modifique la RG, y sino iniciar acciones legales. Porque se teme que la RG lleve a la liquidación de los fondos.Hasta anoche no se sabía si hoy operarán los fondos. Como puede apreciarse, la “industria” de fondos entró en un berenjenal.

Un trío de economistas cercanos al Gobierno depuraban las noticias (uno de ellos señaló que fue el “Toto” quién advirtió el desliz normativo con los fondos) en un bar de maltas escocesas. Hablaron mucho de que los números del BCRA no cierran. Deberán tocar las metas de la base. Luego compartieron el informe del BNP como reflejo del mercado. Dice en resúmen: no descartan una demanda creciente de dolarización de los depósitos a plazo. Esperan una dolarización potencial de u$s16.000 M equivalente a más del 100% de las reservas líquidas netas. El stock de Leliqs y el marco monetario son fuentes potenciales de vulnerabilidad para el sistema bancario, por lo tanto, es probable el anuncio de controles cambiarios y algunas restricciones para retirar dinero de los bancos.La industria de fondos comunes debería verse gravemente afectada. No creen que haya incentivos en el Congreso o en la oposición para respaldar la propuesta. Por lo tanto, no ven catalizador para una mejora. Esperan una mayor depreciación del peso y controles cambiarios. “Piedad, paren no peguen más, todos somos Giordano”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario