Edición Impresa

“Lo único constanteen la vida es el cambio”

Level 42 es una banda británica que nació en el pop de los 80 y que atravesó diferentes estilos. Mark King (cantante y bajista), Mike Lindup (vocalista, tecladista), Boon Gould (guitarrista) y Philip Gould (baterista) fueron sus socios fundadores. Desde entonces, mucha agua pasó debajo del puente. Grabaron numerosos discos y fueron exitosos, tuvieron su ruptura a mediados de los 90 y retomaron la actividad en los 2000 con Mark, Mike y nuevos músicos. Jamás han estado en la Argentina, por lo que su concierto del próximo 5 de septiembre en el teatro Coliseo será su debut en el país. Dialogamos con King, factótum fundamental en el presente del grupo.

Periodista: ¿Cuáles han sido los cambios desde sus comienzos hasta ahora?

Mark King:
Cuando arrancamos en los 80 éramos cuatro amigos que se juntaban a tocar. Con aquellos "riffs" y esos temas instrumentales se fue definiendo el sonido de Level 42. Nuestro primer productor, Andy Sojka, nos sugirió que encontráramos una línea melódica y que buscáramos un cantante. Fuimos escribiendo nuestras canciones, con un lenguaje simple. Ha sido un proceso que incluyó cambios de músicos, y aquí estamos.

P.: Hubo un proceso en parte simultáneo pero también divergente entre el rock and roll y el pop norteamericano e inglés en los comienzos. ¿En qué lugar se ubican ustedes?

M.K.:
Cuando empezamos, mirábamos lo que pasaba con el funk y las fusiones en los Estados Unidos. Todo ha cambiado porque el mundo está intercomunicado. Hoy dependemos de los "downloads" y del "streaming" y no tanto de las discográficas, que están en baja. Por eso, hoy veo mayor eclecticismo, lo que resulta muy bueno.

P.: ¿Por qué se separaron y por qué decidieron volver?

M.K.:
Cuando nos separamos en 1994, veníamos de 15 años de trabajo duro, la escena musical británica había cambiado y nos pareció que era momento de tomar un descanso. Mike Lindup y yo hicimos nuestros propios proyectos personales. Arranqué mi gira con el disco "One Man" de 1998 y volví a disfrutar de actuar en vivo. De a poco, gira tras gira, se metían los temas de Level 42 en mi repertorio. Hice las gestiones para adquirir los derechos por el nombre del grupo y un par de años después invité a Mike a sumársenos para un show en Londres. La verdad es que fue genial, por lo que decidimos volvernos a juntar.

P.: ¿Cómo se reparten la tarea actualmente siendo ambos miembros fundadores del grupo?

M.K.:
Me encanta tocar con Mike. Tiene un talento único en el piano y una gran energía en el escenario. Pero actualmente la banda es un septeto con una gran sección de "brass" con Sean Freeman (saxo y voz), Dan Carpenter (trompeta y voz) y Nichol Thomson (trombón y voz). Y a ellos se suman Nathan King en guitarra y voz y Pete Ray Biggin en batería.

P.: Decía que la industria ha cambiado. ¿Cómo vive ese pasaje de la gran popularidad a un presente más tranquilo?

M.K.:
Lo único constante en la vida es el cambio. Así que estoy agradecido por haber podido disfrutar del éxito de la banda en tantos años y de estar todavía tocando aquellas canciones. Y seguir conociendo lugares y públicos nuevos es una bendición.

P.: Será el primer tour sudamericano de Level 42.

M.K.:
Así es. Es nuestro primer viaje a Sudamérica. Nuestro primer guitarrista, cuando ni siquiera éramos Level 42, fue Dominic Miller, un gran intérprete argentino. Siendo la música un lenguaje global, no tengo dudas de que podremos comunicarnos bien con quienes vayan a escucharnos en nuestro primer show en Buenos Aires.

P.: ¿El repertorio incluirá viejas canciones?

M.K.:
Viejas y nuevas. Imagino que el público tendrá sus canciones favoritas y querrá escucharlas en vivo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario