Edición Impresa

Loma Negra: avanza la reubicación

Tras la reunión que se hizo este martes en el Ministerio de Trabajo de la provincia de Buenos Aires, la cementera Loma Negra dejó en suspenso la ejecución de los despidos en su planta ubicada en la localidad bonaerense de Barker, en Benito Juárez.

Lo que sigue en marcha, según admitieron fuentes empresariales, es la negociación con buena parte de los 330 trabajadores afectados para ser reubicados. Entre 40 y 50 personas podrían ser destinadas a dos canteras que el grupo brasileño Camargo Correa (dueño de Loma Negra) planea abrir en Tandil.

Además, tal como adelantó Ámbito Financiero la compañía habría llegado a un acuerdo con otros 34 trabajadores para ser relocalizados en las fábricas que posee en Olavarría, Zapala, Cañuelas y Catamarca. En varios de estos casos ya se habrían concretado las mudanzas, acordadas antes de que se declarara la conciliación obligatoria.

De todos modos, tanto en ámbitos gremiales como de la compañía, admiten que no habrá lugar para todos y que sólo la mitad de los afectados podría ser reubicado. El resto sería despedido con el pago del 100% de las indemnizaciones.

Desde fuentes empresarias sostienen que la fábrica de Loma Negra en Barker es inviable. Tiene capacidad para producir 15 toneladas por hora de cemento, mientras que una planta moderna puede producir 200 toneladas por hora con un 40% menos de energía.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario