Mundo

Londres denunció que Irán intentó detener un buque

Londres - El Reino Unido denunció ayer un intento de las fuerzas navales de la Guardia Revolucionaria de Irán de impedir el tránsito de su buque petrolero Heritage, que atravesaba la zona del estrecho de Ormuz cuando se acercaron los Pasdaran, que le ordenaron cambiar de ruta y detenerse junto a las aguas territoriales iraníes.

Según la reconstrucción del ministerio de Defensa de Londres, tres vehículos de los Pasdaran intentaron que el Heritage se detuviera, pero tal acción fue impedida por la intervención de la fragata HMS Montrose de la Royal Navy, que se interpuso entre el petrolero y los buques iraníes.

Ante sus “advertencias verbales”, los vehículos de los Pasdaran se alejaron. El episodio, que fue filmado por las fuerzas estadounidenses en el área, llevó a Londres a elevar la alerta de sus barcos en el Golfo al nivel más alto.

Pero la acusación fue negada por la Guardia Revolucionaria de Irán, la poderosa fuerza armada que responde solo al líder supremo, el ayatolá Ali Jameneí. “En las últimas 24 horas no hubo encuentros con barcos extraños, incluidos los británicos”, dijeron en un comunicado los Pasdaran, y señalaron que “si se hubiera recibido una orden de secuestrar barcos extranjeros”, sus vehículos “hubieran podido conducir la misión sin problemas, de manera decidida y rápida”.

En medio de un contexto cada vez más tenso, Estados Unidos y sus aliados planean una operación para escoltar a los buques comerciales en el Golfo, según confirmó un general estadounidense. El general Mark Milley, nominado para el cargo de jefe de Estado Mayor Conjunto del Pentágono, dijo en una audiencia ante el Senado que Estados Unidos tiene “un rol crucial” para reforzar la libertad de navegación en el Golfo. “Creo que estamos tratando de hacer esto con la coalición para, en conjunto, proveer de una escolta militar y naval para los envíos comerciales”, indicó el militar, que dijo que esta operación comenzaría “en las próximas semanas”.

Hace una semana, Reino Unido interceptó a un petrolero iraní en Gibraltar y ayer la policía del enclave detuvo al capitán y a un oficial del buque acrecentando las tensiones, después de que el miércoles el presidente iraní, Hasan Rohani, amenazara a Londres con “consecuencias” tras la interceptación del buque.

Agencias AFP y ANSA

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario