Mundo

López Obrador inyectará 5.000 millones de dólares para rescatar a PEMEX

Además de los fondos, reducirá impuestos para que la firma pueda invertir en exploración y producción. Las calificadoras de riesgo afirmaron que la medida es insuficiente.

Ciudad de México - El gobierno mexicano anunció que inyectará más recursos a la petrolera estatal Pemex para reducir su ingente deuda y apuntalar sus finanzas, una estrategia que algunas agencias calificadoras consideraron insuficiente.

La petrolera más endeudada del mundo informó que usará una capitalización de unos 5,000 millones de dólares para prepagar bonos que vencen entre 2020 y 2023.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que hará todo lo necesario para recuperar a la emblemática empresa, que sostiene que recibió en ruinas, con una transfusión de fondos y reducción de impuestos para que firma pueda invertir en actividades clave como exploración y producción.

Desde la compañía se afirmó que además lanzará una nueva emisión a plazos de siete, 10 y 30 años para refinanciar deuda de corto plazo, pero no precisó montos ni dio detalles.

Hace unos meses el director de Finanzas de la empresa, Alberto Velázquez, habia revelado que planeaban refinanciar este año bonos por 2,500 millones de dólares.

Pemex también dijo que hará un intercambio de bonos “para proporcionar apoyo adicional a los vencimientos de la parte corta, intermedia y larga de la curva, con el fin de suavizar el perfil de vencimientos”. Tampoco dijo de cuánto será esa operación.

Tras el anuncio, Fitch indicó que el apoyo del gobierno a la petrolera sigue siendo “moderado”, y que la empresa sigue invirtiendo menos de lo que requiere en exploración y producción.

La agencia -que a mediados de año bajó la nota de deuda de Pemex a la categoría especulativa- asignó una calificación BB+ a las nuevas emisiones de bonos y estimó que el apoyo total del gobierno a la petrolera podría sumar 9,500 millones de dólares en 2019 y un total de 11,400 millones de dólares para 2020-2021.

Mientras tanto, Moody’s sostuvo que una mejora en la calificación crediticia de Pemex es “improbable” debido a la perspectiva negativa para la nota soberana y a las expectativas de débil desempeño operativo de la firma. Sus bonos fueron los más negociados por volumen entre las empresas de mercados emergentes en Nueva York.

Los papeles con vencimiento en enero de 2029 subieron más de dos puntos a un máximo de 102.25, según datos de MarketAxess. En tanto, el bono con vencimiento en marzo de 2027 también alcanzó un máximo en el día por encima de 102 puntos.

S&P dijo que daba una calificación BBB+ a los bonos que serán emitidos, y que consideraba el anuncio de la capitalización consistente con su visión de mantener la calificación crediticia de emisor en moneda extranjera al mismo nivel de la calificación soberana en moneda extranjera.

Pemex tiene una deuda financiera de unos 105,000 millones de dólares ya ha dicho que su objetivo es fortalecer sus cuentas en los próximos años con endeudamiento cero en términos reales.

“Los recursos provenientes de esta operación se utilizarán para asegurar a Pemex una reducción en el saldo de su deuda, una mejora en sus indicadores de liquidez, reducir los vencimientos a corto plazo y generar ahorros en los intereses pagados por la empresa”, dijo Pemex en un comunicado.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario