Edición Impresa

Lorenzetti, a escena tras la pelea por el Código

Ricardo Lorenzetti volvió ayer a escena tras un mes de rechazar toda aparición pública y después de los sordos escarceos que la Corte Suprema mantuvo con el Gobierno por el Código Civil.

Lo hizo en un almuerzo ante los empresarios que se reúnen en el Consejo Interamericano de Comercio y Producción. Toda la puesta en escena fue estudiada por el ministro que se presentó no sólo como disertante sino en su rol pleno de presidente del tribunal.

El besamanos de bienvenida le sirvió a Lorenzetti para un primer acercamiento con cada uno de los empresarios presentes, que en algunos casos se demoró más de la cuenta con cruce mutuos de secretos.

En el almuerzo hubo un comienzo con mensaje directo al Gobierno cuando fijó la agenda de su discurso en la seguridad jurídica, la previsibilidad y algunas consideraciones sobre la ley de medios. Tras 10 años de kirchnerismo, traerle a los empresarios la "seguridad jurídica" como tema de debate pareció casi un recuerdo del pasado.

"En la casa del pobre pueden entrar el viento y la lluvia, pero lo que nunca va a entrar es el rey. Ésa es la función de la Corte", les resumió a los empresarios que reían frente a esa cita de la doctrina pretérita de limitación de poderes al soberano. En esa escena de garante se ubicó él mismo ayer.

Luego definió a la seguridad jurídica como "mantener un sistema de reglas estables y no este sistema pendular que ha sostenido la historia argentina". Mientras esperaban el tournedós de lomo con salsa de tres hongos, lo escuchaban Eduardo Eurnekian, Héctor Méndez, Daniel Funes de Rioja, Horacio Fargosi, Luis Miguel Etchevehere, Antonio Estrany y Gendre (presidente del CICYP Continental), Santiago Blaquier Ledesma y el embajador ruso, Victor Koronelli, entre decenas de empresarios presentes. "La seguridad jurídica como regla de previsibilidad sólo puede ser pensada si existen tribunales independientes que puedan aplicarla", avanzaba Lorenzetti. Alejada de esa definición hubo otra sentencia inapelable: "Cuando se regulan los mercados hay muchísimas causas judiciales".

Sobre el Código Civil reconoció, en un aparte más íntimo, no estar de acuerdo con algunas reformas que introdujo el Gobierno a "su" proyecto, pero minimizó impactos. Y del articulado que permitirá cancelar en pesos deudas concertadas en dólares entre particulares sentencio: "Nosotros optamos por mantener el régimen vigente, que es el de la convertibilidad", algo que la Casa Rosada luego modificó.

La ley de medios se llevó buena parte de sus explicaciones y terminó resumiendo: "Uno tiene que trabajar para la historia, no para la crónica de una pelea entre vecinos".

Desde la mesa que concentraba a los actores del mercado se le hizo una pregunta final sobre su opinión de los artículos 19 y 20 de la nueva Ley del Mercado de Capitales que concentran poderes en la Comisión Nacional de Valores. Allí volvió el Lorenzetti "justice": "No podemos opinar, no puedo hablar antes que exista un caso concreto", les dijo, adelantando quizás que de ese tramo de la ley vendrán las mayores controversias en el futuro.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario