Espectáculos

Los agrotóxicos, villanos de un drama criollo

Esta es la primera película argentina protagonizada por una actriz de ascendencia afro-italiana, la joven Daiana Provenzano, ya conocida en teatro y en algún corto, pero debutante en el largometraje. Y aunque esta vez le toca mantener siempre una misma cara de malhumor y punto, sin poder mostrar más amplitud actoral, vale la pena tenerla en cuenta. Ella sola, prácticamente, se carga toda la película, en el papel de una madre irritada por los pesticidas que han enfermado a su niña.

Soportes circunstanciales, Tomás Fonzi como un doctor que intenta prevenir a los pobladores de una zona rural, Eva Bianco, Lorena Vega, un musculoso de aros enormes que hace de narcotraficante de pueblo, una niñita que cada tanto llora pero no parece tan enferma, un cabecita que parece que va a robar un bolso pero en cambio ayuda a la mujer con su hija (escena ideológicamente bien expuesta), poco más. El argumento es de actualidad, queriendo justificar que, para financiar el tratamiento de la hija, la madre se convierta en mula, intente robarle plata a la madre o la suegra, no se sabe bien, y se la robe a un tipo que acaba de ser asesinado. Pero el desarrollo es bastante irregular, con situaciones confusas o discontinuas que no llevan a ningún lado, limitando el alcance de la denuncia que se quiere hacer contra los agrotóxicos y las autoridades displicentes.

“El rocío” (Argentina, 2019). Dir.: E. Grieco. Int.: D. Provenzano, T. Fonzi, E. Bianco.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario