Edición Impresa

Los Consejos de Cuyo manifestaron su malestar por dichos del titular de AFIP

La apertura de la segunda jornada de la Expo EFI estuvo a cargo del administrador federal de la AFIP, Leandro Cuccioli, durante la cual explicó las estrategias y el plan para mejorar la recaudación tributaria. En el marco de su exposición también apuntó que es “inaceptable” que un responsable inscripto “gaste más de $4.500” para hacer su declaración jurada.

La respuesta de los profesionales en las redes sociales no se hizo esperar y manifestaron su disgusto y preocupación acerca de tales dichos. Pero todas fueron exteriorizaciones personales no institucionales hasta que se conoció, también a través de las redes sociales (cfr. Facebook del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de San Luis), una manifestación conjunta de los “consejos profesionales del nuevo Cuyo” que integran las entidades profesionales de La Rioja, Mendoza, San Juan y San Luis, firmado por los respectivos presidentes Cra. Amalia G. Labriola, C.P.C.E. La Rioja; Cra. Evelía García Druetta, C.P.C.E. Mendoza ; Cr. Osvaldo F. Rebollo, C.P.C.E. San Juan y Cr. Walter A. Herrera, C.P.C.E. San Luis.

Las citadas autoridades señalan: “Queremos expresar nuestro malestar por los dichos vertidos por el titular de AFIP, ing. Leandro Cuccioli, respecto a los honorarios que un responsable inscripto abona por la liquidación de una DD.JJ.”

Las instituciones citadas entienden que “una manifestación de esta magnitud, realizada por la máxima autoridad de la Institución Tributaria de la República Argentina, no hace otra cosa que confundir a los contribuyentes sobre los servicios que presta un profesional matriculado”. Y agregan que este “es quien tiene las bases y herramientas académicas necesarias para asesorar a los contribuyentes en un país que se caracteriza por un complejo sistema tributario.” Resaltan que la tarea no sólo implica “la liquidación sino también el planeamiento tributario que ordene al contribuyente, de acuerdo con las normas que rigen para cada actividad en materia tributaria y, de esta manera, el Estado pueda cumplir con el objetivo de recaudar lo que corresponde”. Es decir, “asesorar al contribuyente inscripto sobre el cumplimiento de las normas para no configurar hechos de infracción formal o evasión que deriven en intereses y multas”. Asimismo, hacen saber que los profesionales no solamente tienen los costos tributarios y de seguridad social como cualquier otro ciudadano sino que, adicionalmente, deben estar en un “proceso de actualización permanente sobre todo respecto de las nuevas disposiciones en materia contable e impositiva que derivan en la necesidad de capacitación continua que el profesional debe costear”, sin olvidar “las inversiones para adecuarse a nuevas tecnologías que dejan obsoletos software y hardware en no más de tres años”. Finalmente, destacan que “estamos a favor de la simplificación tributaria y del mejor uso de la tecnología en nuestro ámbito de trabajo. Por esto, esperamos que las autoridades correspondientes puedan ver en nuestras entidades intermedias el ámbito para crear la sinergia necesaria en pos de trabajar con consenso por una Argentina más simple que fortalezca las pymes y los emprendedores, entendiendo como tales también a los profesionales que producen servicios de asesoramiento de forma responsable”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora