Mundo

Los escenarios que se abren con un desenlace incierto

Estos son los posibles escenarios que se abren tras el acuerdo alcanzado ayer para una salida ordenada del Reino Unido de la Unión Europea, prevista para el próximo jueves 31:

EL SÍ DE WESTMINSTER. Los diputados británicos, que se reunirán excepcionalmente este sábado, aprueban el acuerdo. Esto implicaría que Boris Johnson, que no dispone de mayoría absoluta, logra obtener el apoyo de todos sus diputados conservadores, de los unionistas norirlandeses del DUP y de algunos rebeldes de la oposición partidarios del brexit. Asimismo, algunos diputados laboristas e independientes procedentes de circunscripciones que votaron por abandonar la UE en el referéndum de 2016 son susceptibles de aprobar el texto para evitar una salida desordenada. Una vez aprobado por Westminster, el texto debería ser ratificado por el Parlamento Europeo antes del 31 de octubre.

UN FRACASO DE JOHNSON. Johnson no logra convencer a suficientes diputados y el plan naufraga dado que su Partido Conservador no tiene mayoría absoluta en el Parlamento, donde solo controla 288 de los 650 escaños. El DUP, un pequeño partido ultraconservador de cuyo apoyo depende el Gobierno, ya anunció que no votará a favor del acuerdo. También el líder del principal partido de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, llamó a “rechazar” el texto, lo que hace que una victoria sea dudosa.

LA TERCERA PRÓRROGA. Inicialmente previsto para el 29 de marzo de 2019, el brexit ya fue aplazado dos veces ante la reiterada oposición del Parlamento al acuerdo de divorcio negociado originariamente por Bruselas por la anterior primera ministra, Theresa May. Para evitar un caótico brexit sin acuerdo, los legisladores aprobaron de urgencia en septiembre una ley que obliga al primer ministro a pedir otro aplazamiento si el 19 de octubre no ha logrado un trato con la UE aceptable por el parlamento británico. Así que si mañana el texto es rechazado, Johnson debería enviar una carta a la UE pidiendo una tercera prórroga, que necesitaría la aprobación de sus 27 socios europeos.

LA RUPTURA TOTAL. Si el Parlamento británico rechaza el acuerdo y los 27 no aprueban un nuevo aplazamiento -o Johnson encuentra un modo de sortear la ley que le obliga a solicitarlo- el Reino Unido tendría que abandonar la UE brutalmente el 31 de octubre.

Ante esta posibilidad, mientras negociaba con Bruselas, el ejecutivo británico intensificó los preparativos de cara a un brexit sin acuerdo. Según informes del propio Gobierno, este escenario tendría catastróficas consecuencias económicas, monumentales atascos en los puertos, escasez de alimentos frescos, medicamentos y otros productos que el país importa. También provocaría una caída de la libra esterlina, un descenso en las exportaciones, incluso una recesión y violentos disturbios según varias proyecciones.

ELECCIONES ANTICIPADAS... ¿Y NUEVO REFERÉNDUM? Tras haber perdido en septiembre su ajustada mayoría parlamentaria debido a una rebelión en sus filas, Johnson lleva tiempo intentando convocar elecciones legislativas anticipadas. Los próximos comicios generales no están previstos hasta 2022. Pero para decidir un adelanto electoral requiere una mayoría parlamentaria de dos tercios y la oposición laborista afirmó que no lo aprobaría hasta que la amenaza de un brexit sin acuerdo estuviese totalmente descartada. Con todo, tanto si se aprueba el acuerdo con Bruselas como si se obtiene un nuevo retraso de la fecha de salida, los comicios parecen inevitables en los próximos meses, dada la profunda crisis política en que se encuentra el Reino Unido. Si el Partido Laborista gana las legislativas se comprometió a convocar un segundo referéndum que incluiría la posibilidad de anular simplemente el brexit.

También el centrista Partido Liberal-demócrata, que sube rápidamente en los sondeos, prometió acabar con el brexit si llega al Gobierno.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario