Edición Impresa

Los gobiernos pasan, pero la ignorancia queda

En el inconsciente colectivo de los argentinos, la Educación es algo que preocupa a todos. Pero lo cierto es que, a la hora de ocuparnos, cada uno toma su carro, lo empuja y quiere arribar primero a la línea de llegada.

No importa demasiado lo que queda en el camino: los padres sólo quieren que sus hijos vayan a la escuela, y en el mejor de los casos se eduquen; los docentes quieren cobrar bien; y los gobiernos quieren hacer un buen papel frente a sus electores, hacer buena letra financiera, ya sea ajustando o malgastando, ahorrando o haciendo caja...

Son posturas de un lado y del otro, discusiones fútiles que dejan de lado a los chicos, cuando la educación ¿no es un derecho que les es propio? Qué frase tan cierta como trillada es ésta, pero a la hora de hacer cálculos personales, familiares, gremiales y gubernamentales, lo concreto es que el verbo "perder" siempre se le aplica a los chicos.

Argentina debe discutir este tema porque la educación es algo que nos preocupa a todos, pero debe hacerlo con madurez, para encontrar ese espacio de crecimiento que nos haga trascender como sociedad y nos restablezca las prioridades para encaminarnos hacia el bien común si no jamás vamos a poder salir de la pelea de unos versus otros.

Los gobiernos pasan y la ignorancia queda. La discusión es hoy.



(*) Lic. en Psicología - Universidad del Salvador. Especialista en Reingeniería de Recursos. Consejera general de Educación de la Pcia. de Bs. As. por el FR. Política RAP (Fundación Red de Acción Política)

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario