Mundo

Los militares ya resisten

Brasilia - El avance de la reforma previsional amenaza con convertirse en otro motivo de roce entre el superministro económico de Brasil, Paulo Guedes, y el ala militar del Gobierno de Jair Bolsonaro. Puntualmente, la idea de establecer edades mínimas de jubilación, algo de lo que el sistema hoy carece, provocó una dura reacción del nuevo comandante de la Armada, Ilques Barbosa Junior.

Según Barbosa, es “impropio” hablar de “régimen previsional” cuando se trata de los militares. “Lo que nosotros tenemos es una protección social de los militares”, dijo.

En diálogo con los periodistas tras la ceremonia en la que asumió su cargo, realizada ayer en el Clube Naval de Brasilia y a la que concurrieron Bolsonaro y su vice, Hamilton Mourão, el jefe militar fustigó la imposición de una edad mínima de retiro en el sector.

“Para nosotros, que necesitamos tener capacidad física para el combate y para garantizar la ley y el orden, el tema es importante”, señaló. “No sé (si un aumento de la edad de retiro) es razonable o adecuado”, añadió. Según dijo el jefe castrense, el ministro de Defensa, Fernando Azevedo e Silva, comparte su idea.

El déficit previsional da cuenta de cerca de la mitad del rojo fiscal de Brasil. En tanto, solo el desequilibrio de las cajas jubilatorias de las Fuerzas Armadas y de seguridad representa un tercio de ese total.

Ámbito Financiero

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario