Edición Impresa

Los Oscar de la sustentabilidad

Llega la sexta edición de los premios Latinoamerica Verde. Argentina lidera del ranking de inscriptos. Se buscan a los 500 proyectos que puedan escalar.

“Los Oscar de la sustentabilidad”, así definen a los Premios Latinoamérica Verde que este año tendrán su sexta edición en Ecuador. Se trata de la celebración anual que exhibe, conecta y premia a los mejores proyectos sociales y ambientales de América Latina y el Caribe.

Estos premios que nacieron en el municipio de Guayaquil junto a la consultora ambiental Sambito, rápidamente se extendieron al resto de la región y se transformaron en una galería de exhibición de los proyectos sustentables con más proyección del continente.

“Cada año se fortalece en el principal objetivo, que es hacer visible el trabajo de quienes se esfuerzan para impactar positivamente en la sociedad y el planeta”, explica Cristina Arena, embajadora argentina de PLV. Además, reconoce que cada edición sirve para generar conexiones, movilizar recursos, crear comunidades e incidir en políticas públicas.

El evento escaló en su segunda edición de 2014 tras lograr el aval de Naciones Unidas. Desde ese entonces, los proyectos en concurso deben aplicar en una de las 10 categorías que a su vez están alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Los rubros en pugna son: Agua, Bosques y flora, Ciudades sostenibles, Desarrollo humano, Energía, Fauna, Finanzas sostenibles, Manejo de residuos sólidos, Océanos y Producción y consumo responsable.

Pueden participar proyectos en ejecución que estén encuadrados en algunos de los ODS, ser innovadores y escalables. La inscripción está abierta hasta el 25 de marzo y no hay restricción en cuanto a los participantes por lo que se anotan emprendedores, empresas sociales, grandes empresas, bancos y programas de gobierno, entre otros. “Las variables de ponderación no están atadas a la dimensión del proyecto sino a su escalabilidad”, aclara Arena.

Una vez finalizada la etapa de convocatoria que el año pasado llegó a 2700 anotados, un panel de 200 expertos y académicos elige a 500 finalistas que ya forman parte del ranking de los mejores de la región, acceden a una plataforma comercial, a capacitación, a una certificación de PWC y pueden exhibir sus proyectos durante la premiación. De esa lista de medio millar se seleccionan tres finalistas por categoría que presentarán el caso ante el jurado para encontrar el ganador.

Según los organizadores el principal reconocimiento de este premio es la posibilidad de hacerse conocidos y escalar en la región. “Todos los que han ganando, tuvieron una exposición enorme”, define la embajadora local. Muchos lograron convenios con otras empresas, otros participaron de concursos regionales y algunos vendieron su idea a organismos de gobierno.

“Rompimos las fronteras”, dice Alejandro Malgor de Xinca finalista en la categoría manejo de residuos en la edición 2017. “El principal cambio fue que mi emprendimiento llegó a toda Latinoamérica y así muchas más personas pudieron conocernos”, completa. Argentina es uno de los 10 países que lidera las inscripciones. En 2018 se registraron más de 250 casos procedentes de 76 poblaciones y para este año esperan superar los 300. “Buscamos que Argentina logre una posición en el ranking mucho más cercana al potencial que tiene”, cierra Arena sobre los premios se entregarán en agosto.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario