Política

Los pendientes de las extraordinarias: la "ley antibarras" y el financiamiento de partidos

Eran dos de los temas clave del temario de 40 iniciativas enviadas por el Gobierno al Parlamento el 3 de diciembre pasado, pero se trabaron por diferencias con la oposición y al interior del propio Cambiemos. Podrían tratarse en un nuevo llamado en febrero.  

El período de sesiones Extraordinarias convocado por el Gobierno nacional –el 3 de diciembre pasado hasta el 28- finalizó con una batería de casi 40 proyectos aprobados. Sin embargo, los dos más importantes con los que el oficialismo pretendía alzarse, la denominada “ley antibarras” y el proyecto de financiamiento de partidos políticos quedaron stand by por falta de acuerdo.

Ahora, se espera que ambas iniciativas puedan ser incluidas en una nueva convocatoria a Extraordinarias en el mes de febrero, antes del comienzo del Período Ordinario del Congreso en marzo de 2019.

La “ley antibarras” ingresó al Parlamento a fines de noviembre, impulsado por los incidentes ocurridos en la cancha de River, en el marco del Superclásico que disputaría por la Copa Libertadores contra Boca en el Monumental.

Durante su tratamiento y tras muchas críticas de la oposición, el proyecto logró llegar al recinto en Diputados en la última sesión del año pero sólo consiguió ser aprobado en general con 201 votos positivos y tres abstenciones. Durante el tratamiento en particular se cayó y debió retornar a comisiones.

El texto aumenta las penas de prisión para aquellos que porten armas blancas u objetos cortantes en un espectáculo futbolístico. Además, contempla la figura del arrepentido para este tipo de delitos y para los miembros de comisiones directivas de clubes que cometan enriquecimiento ilícito, así como su inhabilitación absoluta perpetua.

La otra iniciativa que no se pudo aprobar por falta de consenso y que quedará potencialmente para febrero es el proyecto que modifica la ley 26.215 de financiamiento de partidos políticos que incluye la vuelta de los aportes privados a las campañas políticas y la bancarización de las contribuciones. En vísperas de un nuevo año eleccionario, la iniciativa se vuelve prioritaria para el Gobierno.

El proyecto había sido enviado al Congreso por el Ejecutivo a mediados de julio pasado, tras el escándalo por los aportantes truchos en la campaña bonaerense de Cambiemos de 2017.

El debate de este proyecto generó incluso rispideces al interior de Cambiemos cuando la diputada Elisa Carrió, de la Coalición Cívica, afirmó que no iba a votar a favor ya que no estaba de acuerdo con el aporte de empresas privadas, algo que, según interpreta, es " la base del proyecto".

El Senado también contaba con un proyecto propio con dictamen favorable, con el que se intentó avanzar tras el freno en Diputados, a través de un acuerdo entre el oficialismo y Argentina Federal. Sin embargo, estas negociaciones tampoco llegaron a buen puerto por diferencias dentro del justicialismo.

Entre los proyectos que sí consiguieron su aprobación en Extraordinarias se encuentran la denominada Ley Micaela (para que todos los funcionarios públicos de los tres poderes del Estado reciban instrucción contra la violencia de género), la reforma a bienes personales, la creación de un tributo especial para mutuales y cooperativas, una iniciativa para liberar el precio del papel para diarios, la autorización al presidente Macri para salir del país en 2019 y la creación de la Cédula Escolar Nacional, entre otras iniciativas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora