Autos

Los secretos para vender un auto usado

Las seis detalles más importantes que hay que tener en cuenta para evitar una mala cotización a la hora de llevarlo a una concesionaria o revendedor.

Cuando una persona quiere vender su auto usado buscará sacarle el mejor precio. Sin embargo, hay pequeños detalles que van en contra de ese propósito. La mayoría, con una pequeña inversión, pueden modificarse para lograr un precio mayor. Una evaluación realizada por el sitio de compraventa Checkars confirman que la mitad de los dueños de autos usados podrían prevenir o evitar, sin realizar mucho esfuerzo, el nivel de deterioro que presentan sus vehículos.

Estos son los seis puntos a tener en cuenta para no depreciar el valor de un usado:

  1. La pintura. El primer daño visible que afecta directamente el valor de venta es la pintura exterior del auto. Lo más común es encontrar desprolijidades en el paragolpes o en los laterales delanteros o traseros de un auto. Son los focos en donde más roces se producen y que es necesario arreglar. Quién realice una evaluación del auto para tasarlo, podrá medir el nivel de cuidado del dueño a través del detalle en estos puntos mencionados.
  2. Condición del tapizado de los asientos. Es el segundo deterioro notable que puede generar una menor expectativa en la cotización de un auto usado. Los asientos son uno de los elementos que sufren más daño con el paso del tiempo y la conducta humana tiene una responsabilidad importante en el deterioro de los mismos
  3. Llantas golpeadas o deformadas por impacto/golpes. Además de saltar a la vista en una evaluación rápida del vehículo, las llantas dañadas son responsables de causar una vibración en el volante, algo fácil de percibir en una sencilla prueba de manejo. Por lo general, las deformaciones son fruto de fuertes raspones contra el cordón de la vereda al estacionar con apuro o de llevarse por delante un pozo sin advertirlo, dañando involuntariamente el estado de las ruedas.
  4. Ruedas sin tazas. Algunos conductores precavidos las quitan, las guardan y vuelven a colocarlas al momento de la venta, porque saben que los conductores habituales suelen dañarse contra el cordón de la vereda, al estacionar u olvidarlas tiradas sobre la ruta cuando cambian un neumático pinchado durante un viaje.
  5. El historial completo de servicios mecánicos. Un punto muy sensible para el tasador de un auto usado se relaciona con la documentación del auto. No solo es importante que los impuestos y controles obligatorios estén al día para no bajar el valor del vehículo sino que también es importante respaldar cualquier service mecánico periódico o puntual que garantice que el dueño realizó el mantenimiento indicado.
  6. Las cubre alfombras de goma. Son piezas que están en el piso del auto, a los pies de cada pasajero. Juegan un rol clave en el paso de los años para preservar las condiciones de un auto usado. En muchos casos se registran faltantes o son de distintas medidas dada la pérdida o descuido en un lavadero u olvido por removerlas y no dejarlas fijadas correctamente en su lugar. Mantenerlas bien colocadas, selladas al piso es una opción recomendable para después no lamentar pérdidas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario