Edición Impresa

Los superhéroes siguen uniéndose (ahora para chicos)

• DIÁLOGO CON RICARDO HORNOS, PRODUCTOR ARGENTINO RADICADO EN EE.UU.
De acuerdo con el experimentado hombre de teatro, Buenos Aires es una plaza tan importante como Nueva York y Londres, con la diferencia que aquí el público es sólo local y, por tanto, no tiene la ventaja del recambio.

"Buenos Aires es la tercera plaza a nivel mundial en cantidad de teatros, pero los espectadores se agotan, a diferencia de Nueva York y Londres, que son ciudades de paso, y tienen permanente recambio", dice a este diario Ricardo Hornos, productor radicado en Nueva York y ganador de un premio Tony por "El curioso incidente del perro a medianoche", convocado ahora para producir el family show "Amigos invencibles", que debuta el 7 de julio en el Coliseo. Hornos aguarda la próxima edición de los Tony, el domingo 10 de junio, con dos obras que produjo que están nominadas en 11 categorías, "Ángeles en América", primer revival de la obra que se estrenó hace 25 años y ganó el Tony, el Olivier y el Pulitzer, y "Carrousel", otro revival. Dialogamos con él.

Periodista: Cada vez es más común el paso de dibujos animados exitosos al teatro, ¿el show es una traspolación del capítulo televisivo de los actores con botarga?

Ricardo Hornos: Esto es algo inusual porque estamos empleando cuatro series independientes que por primera vez coexisten. El argumento de la historia es lo más parecido a "Avengers" de Marvel o "La liga de la justicia" de DC, con héroes que se juntan y pelean contra los villanos ("Ben 10", "Las Chicas Superpoderosas", "Finn y Jake" y "Steven Universe" y las "Gemas de Cristal"). Habrá actores con y sin cabezotas y algo muy importante está en las voces originales.

P.: ¿El castellano de los dibujos animados empobrece el léxico de los chicos, que los vuelca a hablar en neutro?

R.H.: Antes era el español neutro, ahora es el latino. Cuando los chicos juegan imitan esa forma de hablar, es una jerga con entonaciones que son características de los dibujos. Tres de las series se graban en México y una en Venezuela, por cuanto nos ajustamos a esa sonoridad para darle un carácter auténtico a la obra y que ningún chico extrañe nada. En mi época estaban Meteoro o Maxwell Smart, y uno jugaba en distintos lenguajes. Es como si en Nueva York criticaran que en "Game of Thrones" se habla con el inglés británico de la Reina; es parte de la identidad de los personajes. En el viejo Hollywood hacían películas de romanos y ponían a actores ingleses a hablar de manera shakespeareana y distinguían cómo hablaba la realeza o los plebeyos. Pasa en las series donde se usan muchas entonaciones diferentes según los personajes sean sureños o no; a Mark Whalberg lo burlan por su "s" muy marcada de Boston, en fin, acá no se advierte porque vienen dobladas. El lenguaje es algo vivo que representa distintas identidades y lo representamos. Nuestro villano Mojojo insulta diciendo "Repámpanos", una palabra que me resulta divertida y que si no estuviera en la obra no sería respetar ese mundo y el propio de los chicos.

P.: ¿Qué debe tener un show para atraer a los chicos de hoy?

R.H.: Autenticidad en primer lugar, en cuanto hacés algo que está fuera de ese mundo los chicos lo olfatean. Segundo, debe tener dinamismo porque hoy día con la atención flotante producto de los teléfonos o tablets los chicos necesitan algo que los atrape. Tercero, tienen que reconocer a sus personajes, pueden ser viejos pero presentados de manera novedosa. Último, buen nivel de producción.

P.: ¿Qué atractivos tecnológicos aparecen?

R.H.: La escenografía se sustenta en enormes pantallas de led que permiten cierta espectacularidad y ofrecen una buena transición. Como los personajes están sacados de la TV se los integra al lenguaje televisivo de manera orgánica. Otro punto fuerte de nuestro show es la música, hay cinco temas originales.

P.: ¿Qué responde a aquellos que critican las propuestas más comerciales o masivas que llegan de la TV a las salas?

R.H.: Crecí con María Elena Walsh, su nivel de poesía es un punto difícil de alcanzar para cualquiera, foráneo o local. Intento ser respetuoso con los fans de Las chicas superpoderosas o Ben 10, porque esos personajes son parte del mundo de los chicos. Intento hacer algo fresco y novedoso con eso y darles algo que sea creíble.

P.: ¿Cómo se arma un gran family show teatral para estrenar en Buenos Airesy luego exportar a é¿Cómo es el proceso de crearlo aquí para que luego gire por el mundo?

R.H.: Buenos Aires es un lugar magnífico dentro de Iberoamérica, es la tercera plaza mundial, detrás de Londres y Nueva York, con mayor cantidad de teatros. Nos encomendaron hacerlo sabiendo el gran potencial que tendría Buenos Aires a nivel creatividad. Luego los productores de otros países decidirán si están interesados en llevar este show, pero la intención es que gire por 20 países hispanoparlantes y Brasil por los próximos 3 años.

P.: ¿ Qué diferencias encuentra entre producir en Broadway y en Buenos Aires?

R.H.: No hay gran diferencia en cuanto a número de espacios teatrales, pero sí en número de espectadores, y eso responde a que Nueva York o Londres son lugares de paso a nivel mundial, en tanto Buenos Aires es una ciudad terminal. Londres y Nueva York no tienen límite en espectadores, y por lo tanto permite una dimensión económica que Buenos Aires no alcanza. En Buenos Aires no puede hacerse el cálculo de recupero de dinero en el tiempo porque el público se agota.

P.: La obra por la que ganó el Tony, El curioso incidente del perro a medianoche, ¿llegará al país?

R.H.: Es muy difícil por el tema de los costos, queremos hacerla pero es una producción que no tiene sentido hacerla si no se la trae tal cual es, es una maravilla pero es muy cara.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario