Mundo

Los ultras duplicaron su presencia en el este alemán

Berlín - La ultraderecha alemana experimentó ayer un fuerte crecimiento en las elecciones celebradas en dos regiones del este de Alemania, según sondeos divulgados al cierre de esta edición, unos resultados que representan una advertencia para la coalición de Angela Merkel.

Si se confirman las estima- ciones, Alternativa para Alemania (AfD) duplicaría sus resul- tados respecto de las elecciones de 2014 en las regiones de Sajonia y Brandenburgo, que pertenecieron a la extinta República Democrática Alemana (RDA).

En Sajonia, la extrema derecha subiría del 9,7% al 27,5%, aunque quedaría en segunda posición por detrás de los conservadores de la CDU (32%), el partido de la canciller. En Brandenburgo, región que rodea Berlín, AfD lograría entre el 22,5% y el 24,5% de los sufragios, mientras que hace cinco años había conseguido el 12,2%. Pero la superaría la lista socialdemócrata con el 27,5%, según las estimaciones.

“Estamos muy satisfechos. Hemos más que duplicado nuestros resultados de 2014 en Sajonia y Brandenburgo”, se felicitó Alexander Gauland, copresidente de AfD, tras el anuncio de las primeras estimaciones, aunque su partido no fue la fuerza más votada en ninguna de las dos regiones, como preveían algunas estimaciones.

En el este de Alemania “se produce una espectacular subida de la derecha”, explicó el politólogo Wolfgang Schröder, respecto a la fuerte implantación de la ultraderecha en la antigua Alemania oriental, en contraposición con un apoyo más débil en el oeste del país, lo que demuestra la grieta política que divide a Alemania 30 años después de la caída del muro de Berlín.

Si bien atañen solo al 12% del electorado alemán, estas elecciones, completadas por una tercera el 27 de octubre en Turingia -otra región de la exRDA (comunista)-, son seguidas con lupa en el país, 30 años después de la caída del Muro de Berlín.

En caso de confirmarse los resultados de los sondeos en ambos estados, se trataría de una progresión espectacular de la extrema derecha con respecto a anteriores elecciones.

Pese al crecimiento de la ultraderecha, la CDU (derecha) y el SPD (centroizquierda), que gobiernan en coalición en Berlín, lograrían mantenerse como las fuerzas más votadas en cada una de las regiones donde ya presidían gobiernos de coalición.

Sus buenos resultados tampoco servirán a AfD para acceder al poder en esas regiones. Los partidos tradicionales, en particular la CDU, ya han advertido que no pactarán con la ultraderecha.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario