Edición Impresa

Macri baja a Santa Fe. La Rosada mueve a las damas: Vidal y Carrió

El Presidente estará mañana en Venado Tuerto con el candidato UCR, José Corral. La gobernadora de Buenos Aires se nacionaliza y va a Córdoba a apoyar a Negri. Hoy, turno de gobernadores de Cambiemos.

Mauricio Macri viajará mañana a Santa Fe para apoyar al candidato radical de Cambiemos para la gobernación, José Corral, en su segunda escapada de campaña electoral. Las espadas políticas del PRO comienzan a desplegarse en territorio con María Eugenia Vidal también activa: la gobernadora de Buenos Aires irá el viernes a Córdoba a darle impulso a otro radical, Mario Negri, de cara a la elección provincial del próximo 12 de mayo.

El Presidente estará en el interior santafesino, en Venado Tuerto, junto a Corral y a Rogelio Frigerio, luego de que su viaje fuese puesto en duda por la difusión del dato de inflación de marzo que trepó al 4,7% y de la derrota del radical Atilio Benedetti en Entre Ríos ante el peronista Gustavo Bordet. Las incursiones de Macri son puntuales y acotadas para intentar preservar el liderazgo presidencial en medio de un fixture electoral de las provincias que se presenta adverso para Cambiemos y también para la kirchnerista Unidad Ciudadana. De hecho, la única recorrida de campaña que quedaría pendiente a nivel provincial sería Mendoza donde el Jefe de Estado y el gobernador UCR, Alfredo Cornejo, se muestran distantes a partir del desdoblamiento electoral en ese distrito y de la presencia de Omar de Marchi como precandidato de la Casa Rosada que desafía la jefatura política de Cornejo. La campaña de Cambiemos se mueve a tres bandas. Macri a baja intensidad y sólo en provincias gobernadas por el oficialismo, con la excepción de Entre Ríos y Santa Fe. Los otros dos ejes son Vidal y Elisa Carrió, las dirigentes con mejor imagen positiva dentro de la coalición de gobierno. La jefa de la Coalición Cívica estuvo ayer con la fórmula Corral-Anita Martínez y luego viajará a Córdoba para apoyar a Negri. El viernes podría coincidir con Vidal en un giro de campaña que vuelve a nacionalizar la figura de la gobernadora de Buenos Aires.

El Presidente recorrerá mañana obras en Venado Tuerto y luego atenderá a medios de la ciudad de Rosario. La contención que la Casa Rosada sale a brindar a los candidatos UCR de Cambiemos en la provincia es un gesto de cara a la Convención Nacional del radicalismo que, después del 12 de mayo, deberá ratificar su pertenencia a Cambiemos. En ese esquema, Macri recibirá hoy a las 15 a los gobernadores radicales Cornejo (Mendoza), Gerardo Morales (Jujuy) y Gustavo Valdes (Corrientes). En ese encuentro estarán además Vidal y Horacio Rodríguez Larreta completando el eje oficialista que le reclamó al Poder Ejecutivo Nacional el paquete de medidas para contener precios y reactivar el consumo.

Con los gobernadores UCR atornillados en Cambiemos, la Casa Rosada saldrá también hoy a contener a los díscolos. Marcos Peña y Frigerio se harán un hueco en la agenda para recibir a Federico Storani y a Ricardo Alfonsín, los dirigentes del radicalismo bonaerense que proponen la salida del partido radical del Gobierno. El destino de esa ruptura sería adherir a la precandidatura de Roberto Lavagna. Sin embargo, al exministro de Eduardo Duhalde y Néstor Kirchner se le acota el margen de acción. Alternativa Federal, de Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey no aceptan el pedido de Lavagna de ser candidato único de “consenso” y lo invitan a la PASO. Una competencia que el economista no está dispuesto a librar, Tampoco la Convención Nacional de la UCR estaría dispuesta a seguir al exministro ya que tiene más cargos y cajas por ganar dentro del oficialismo que a través de un salto al vacío hacia Lavagna.

“No tengo muchas expectativas de que se haga lugar (a las propuestas). Da la impresión de que el Gobierno tiene un planteo ideológico diferente, pero yo tampoco renuncio a mi propia ideología”, manifestó ayer Storani. El vicepresidente del Comité Nacional de la UCR indicó que “las propuestas incluyen la necesidad de que se termine con el tema de las polarizaciones artificiales, de la llamada grieta, de la necesidad de ampliar la base de sustentación política”. “Buscamos que se encare con eficiencia la crisis y la constitución de un consejo económico social, de trabajo y producción. No creo que el Gobierno esté con esa predisposición pero es lo que nosotros venimos planteando desde hace tiempo”, añadió.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario