Edición Impresa

Macri - Bolsonaro alentaron un pronto acuerdo de la Unión Europea con el Mercosur

El presidente de Brasil realizó una breve visita al país. Compartió un almuerzo con el mandatario argentino y dio consejos para las próximas elecciones. El tango pudo más que el protocolo y el brasileño y su esposa faltaron a una cena. El visitante, además promovió la reelección de Macri.

Mauricio Macri recibió ayer a Jair Bolsonaro en la visita de un día del brasileño a la Argentina. Los presidentes se mostraron más que cordiales en la reunión que mantuvieron juntos donde uno de los principales temas que repasaron fue el acuerdo, que anticiparon será inminente, de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur.

“En breve se van a dar hechos históricos como posiblemente sea, en unas semanas, la firma del acuerdo Unión Europea-Mercosur”, aseguró Macri en la comida de honor que ofreció al brasileño, quien le obsequió una camiseta de la selección de Brasil, amarilla y verde, con el número 10 y “Macri” como nombre del jugador.

Macri dijo que “ambos creemos que estamos frente a una oportunidad histórica, porque estamos compartiendo una visión de todo el Mercosur” en el sentido de “darle una mayor dinámica” a la integración para así poder lograr “la inserción global que necesitan nuestros países”.

En el almuerzo, en el Museo Casa Rosada, los Jefes de Estado estuvieron acompañados por las primeras damas, Juliana Awada y Michelle Bolsonaro, y por ministros y secretarios de Estado de ambas comitivas.

Los platos que compartieron comenzaron con una entrada de roll de centolla fueguina con guarnición de palta y crocante de almendras, a lo que siguieron los bifes con lomo con verduras y de postre tartín de chocolate fondante con pera, pistacho y helado, todo acompañado con vinos Malbec y Charddonnay.

Para Bolsonaro “nunca Argentina y Brasil estuvieron tan unidos”. Dijo que “las experiencias que vivieron nuestros pueblos en el pasado, que nos sirvan de lección. Aquello que no marchó bien son experiencias para las que ya no hay lugar en el mundo”.

Por otra parte, el secretario de Gobierno de Energía, Gustavo Lopetegui, y el ministro de Minas y Energía de Brasil, Bento Albuquerque, firmaron ayer dos memorandos de entendimiento para promover y facilitar el intercambio de energía eléctrica, gas natural y productos de bioenergía entre ambos países, como parte del proceso de integración del sector. Son documentos sobre “Cooperación en el área de bionergía, incluyendo los biocombustibles” y sobre “Intercambio de energía”.

Por la tarde, Bolsonaro se reunió en el Alvear Palace Hotel de la Ciudad de Buenos Aires con unos treinta empresarios y se animó allí, inclusive, a plantear la idea de una moneda única para la región. Los principales temas en ese encuentro rondaron sobre integración industrial. Entre otros estuvieron invitado representantes de la UIA, la Sociedad Rural, la Bolsa de Comercio, las Cámaras de la Construcción y Comercio y la Asociación de Bancos privados. También el canciller Jorge Faurie participó de la reunión del Presidente de Brasil, con los empresarios que integran el Consejo Interamericano de Comercio y Producción (Cicyp) ya que el encuentro fue organizado por la Cancillería argentina conjuntamente con el titular del Cicyp, Daniel Funes De Rioja, y el Grupo de los Seis.

Funes de Rioja tuvo a su cargo la apertura de la reunión, durante la que calificó como “imprescindible” la “armonización regulatoria en el marco de un Mercosur que tiene que ser mucho más eficiente en cuanto a la generación de las condiciones normativas y las desregulaciones que sean necesarias para mejorar e intensificar el comercio intrazona y extrazona”.

Para finalizar la jornada, anoche estaba prevista una cena en la Embajada de Brasil, pero Bolsonaro y su esposa, se vieron tentados por un espectáculo argentino y faltaron a la cita para ir a escuchar tangos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario