Política

Macri: foto con Manzur en Tucumán y festejo

El rally presidencial de ayer incluyó un acto en Tucumán, donde el gobernador Juan Manzur apareció junto a Macri. Discurso con sorpresas en la Casa Histórica y regreso para el desfile en Palermo, y visita al Congreso en el tramo familiar del velatorio de Fernando de la Rúa.

“No hay marcha atrás”, repitió ayer Mauricio Macri en Tucumán rodeado de su gobierno y mientras el peronista Juan Manzur seguía la escena. Fue en la Casa Histórica en la capital tucumana y durante el acto central por el 203° aniversario de la Declaración de la Independencia y acompañado por su precandidato a vicepresidente, Miguel Pichetto. Macri dio allí un mensaje que incluyó un prolijo repaso histórico. “Vemos a esas mujeres y a esos hombres de 1816 muy parecidos a los argentinos de hoy”, dijo; “ellos cambiaron el futuro, igual que nosotros. Ellos no pensaban igual en todos los temas, pero tuvieron la grandeza de ver más allá de esas diferencias”.

“Hoy, la Argentina nos exige ese mismo paso de grandeza. Ellos sabían que había dificultades, que muchos se oponían y que iba a costar muchísimo. Igual que nosotros”, siguió.

Allí destacó que “ellos actuaron desde la convicción, tenían muy claro qué valores querían defender y qué no querían para sus vidas nunca más”, y dijo que eso es “igual que nosotros. Ellos sabían que sólo era el comienzo, sólo el comienzo. Igual que nosotros. Ellos lo hicieron sabiendo que pasara lo que pasara, esa transformación iba a estar acompañada de dos palabras como nos pasa a nosotros. Para siempre”.

Era el antecedente del mensaje electoral que venía adosado al patriótico: “No hay marcha atrás cuando se deciden valores que son innegociables. No hay vuelta atrás cuando el pueblo está decidido a ir en una dirección”, insistió.

El Presidente comenzó su discurso con un mensaje de condolencias por el fallecimiento del exjefe de Estado Fernando de la Rúa, a quien recordó como “un dirigente bienintencionado, una buena persona”.

Y siguió: “Empezando a transitar por el tercer siglo de vida, los argentinos tenemos que aprender de los que estuvieron acá en 1816, más allá de nuestras diferencias, encarando los problemas de frente y sin miedo. Nunca es fácil llevar adelante una transformación tan grande y cambiar de raíz lo que estuvo arraigado durante décadas”, advirtió y dijo: “Nos pasa a nosotros en nuestra vida personal, le pasa al país, con las transformaciones que necesitamos para avanzar y no quedarnos estancados”.

“No había superhéroes en 1816, tampoco los hay hoy. Somos personas de carne y hueso, ciudadanos comprometidos que podemos unir nuestro entusiasmo y capacidades por este gran sueño que es Argentina”, siguió. También alabó a Manuel Belgrano (hace pocos días Cristina de Kirchner también lo hizo, aunque reconociendo que quizás hubiera sido su amante) y a José de San Martín: “Supieron plantear las cosas con una mirada superadora del barro de la política”.

La visita fue agradecida no por Manzur sino por Domingo Amaya, candidato a diputado por Juntos por el Cambio en Tucumán: “Fue un honor recibir al Presidente Macri en nuestra querida Tucumán para celebrar el Día de la Independencia”, le dijo en el aeropuerto.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario