Política

Macri en Jujuy: cita con la Pachamama y con su principal aliado en el norte

Cumplió el Presidente junto a su esposa el rito que ningún candidato evita en tiempos electorales: rendir honores a la Madre Tierra. Voto clave en el norte y apoyo del aliado radical.

Es una cita que ningún candidato (salvo el kirchnerismo), deja de cumplir, Y ayer Mauricio Macri insistió con esa costumbre, ancestral para los pueblos del norte y un poco mas novedosa para la política criolla. Así, cuando faltan 9 días para las PASO Macri voló ayer a Jujuy junto a Juliana Awada para participar de la ceremonia de ofrenda a la Pachamama junto Gerardo Morales.

Fue su novena visita a Jujuy y el presidente la exprimió a pleno para la campaña. Hubo recorrida por las obras de ampliación al Aeropuerto Internacional, Horacio Guzmán y la Ruta Nacional 34 junto a Morales.

Además, Macri visitó el ingenio La Esperanza, una planta azucarera ubicada en esta localidad jujeña cuyos nuevos propietarios la levantaron tras un proceso de quiebra que llevaba 21 años.

Pero el centro del viaje fue cumplir con esa cábala que es para los candidatos ir a la Quebrada de Humahuaca a honrar a la Pachamama en su día. El matrimonio presidencial junto a Morales y la primera dama provincial, Tulia Snopek, asistió a la ceremonia de ofrenda al pie del Cerro de los Siete Colores.

Macri participó de la tradicional ceremonia a la madre tierra, un ritual que realizan el primer día de agosto de cada año los pueblos originarios de la región andina.

Desde el 2013, por una ley del Congreso de la Nación, cada 1 de agosto Jujuy es Capital Nacional de la Pachamama. Agosto es el mes de la Pachamama, cuando se celebra el inicio del período de fertilidad de la Madre Tierra. Y la Quebrada es el centro de esas ceremonias. Las comunidades originarias al pie del monumento a los Héroes de la Independencia realizan oraciones y ofrendas a la Madre Tierra. El ritual principal se inició allí a las 10 a un costado de la Torre de Santa Bárbara con integrantes de las comunidades del Pueblo Omaguaca como Hornaditas, Valiazo, Rodero, Ocumazo, Chorcán, Pucará, Zenta, Chorrillos, Coctaca y San Roque

En el homenaje se abre un pequeño pozo en la tierra (la boca de la Pachamama), adornado con serpentinas y lanas de colores y con pequeños braseros encendidos con preparaciones especiales de incienso, donde se depositan las ofrendas que incluyen hojas de coca, chicha, cigarrillos, yerbeado, licores, cerveza, vino y diferentes comidas regionales como guisos de trigo, quinoa y mondongo, además de carnes hervidas chalonas y papas y maíz. Es precisamente en esa ceremonia en la que Macri y Awada, arrodillados sobre la tierra, aportaron ayer esas ofrendas.

Esa cita de Macri con la Pachamama encierra, en realidad, una visita a un sector del electorado indígena al que la oposición le tiene respeto reverencial y a un aliado central del presidente como es Morales.

El gobernador de Jujuy es, además, la cabeza de la pelea del oficialismo contra el peronismo en el norte y quien mas duro se plantó frente a la organización paraestatal de Milagro Sala que el kirchnerismo utilizó para manejar desde la Capital Federal la política en Jujuy, hasta que en el 2015 llegó Morales a la gobernación.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario