Política

Macri prometió "libertad, tranquilidad y paz" en Santa Fe

Mauricio Macri inició los cierres de campaña previos a las PASO del domingo próximo: realizó ayer un acto en Rosario, Santa Fe, donde Juntos por el Cambio necesita remontar tras una mala elección a gobernador. Allí, el candidato a la reelección presidencial reconoció las “dificultades de muchos argentinos” y el orgullo de “dar la cara, sin incoherencias”, con una “propuesta en la que creemos y con la que estamos jugados para sacar adelante este país”.

Según Macri, el trabajo “no fue en vano”, ya que se crearon las “bases para el desarrollo”. En esa línea, explicó: “Sabemos que falta, pero lo que hemos hecho nos tiene que llenar de energía y fuerza para segunda etapa. También sabemos que los cambios de raíz y de verdad no se hacen de un día para otro, y cuestan. En el camino vienen las dudas, hay angustia, sobre todo, desde abril del año pasado”.

En otro tramo de su discurso, el jefe de Estado aseveró que a “este país no lo hace un presidente o un gobierno, sino cada uno de los argentinos”. También pidió “imaginar lo que vamos a hacer con un poco de viento a favor”, y habló de una “verdadera revolución de trabajo y oportunidades”.

Macri además prometió “libertad, tranquilidad y paz”. Sobre el último punto, recordó el “riesgo” en esa provincia -y, de manera especial, en Rosario- ante el descontrolado narcotráfico y la lucha de Nación “como nunca se enfrentó”. En ese sentido, el Presidente expresó: “Todos estos años he caminado por este maravilloso país y antes en la Ciudad, y muchas veces en barrios más humildes me encontré con madres desesperadas que perdían un hijo, que no sabían qué hacer. Pasaron años sin saber nada, decían que era un país de paso de droga. Se desbarató a la banda de Los Monos y vamos a seguir para meter presos a todos los narcotraficantes”.

El primer mandatario no obvió al aún fresco detenido Herme “Vino Caliente” Juárez durante su visita al distrito que comanda el socialismo y que pasará a gobernar el por ahora peronista Omar Perotti. “Hay gente que se creyó dueña de los puertos de Rosario”, disparó Macri.

Por último, el Presidente manifestó que el “domingo se definen muchas cosas” y que espera que Dios lo “ilumine porque lo único que quiero es ayudarlos a ustedes”. Tampoco se olvidó de gritar el ya clásico “sí, se puede”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario