Política

Macri se reunió con Lagarde, quien reiteró su apoyo al programa económico

El encuentro entre el Presidente y la titular del FMI se dio en el marco de la cumbre del G20 en Osaka. El organismo ultima revisión para nuevo desembolso.

El presidente Mauricio Macri y la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, avanzaron en Japón en un repaso de la situación argentina y coincidieron en que se comienza a percibir una recuperación de la economía.

Macri y Lagarde se reunieron en el Centro Internacional de Convenciones de Osaka momentos antes de que se iniciara la ceremonia oficial de apertura de la Cumbre de Jefes de Estado del G20, que se desarrolla en esta ciudad de Japón.

Tras el encuentro, Lagarde reiteró el apoyo del organismo al "programa de estabilización económica de Argentina y los continuos esfuerzos de políticas para abordar las vulnerabilidades económicas".

"Reiteré el apoyo del Fondo al programa de estabilización económica de Argentina y los continuos esfuerzos de políticas para abordar las vulnerabilidades económicas, incluida la reducción de los desequilibrios fiscal y de cuenta corriente del país, y el combate decisivo de la inflación", afirmó Lagarde, en una declaración, dada a conocer al término del encuentro.

En esa dirección, la gerenta del FMI evaluó que "estos esfuerzos están comenzando a dar resultados y deberían sentar las bases para el retorno de la confianza y el crecimiento".

Asimismo, sostuvo que "fue un placer" reunirse con el presidente Mauricio Macri en Osaka. "Tuvimos una conversación muy productiva, intercambiamos puntos de vista sobre la perspectiva económica mundial y sobre los acontecimientos recientes en Argentina", explicó.

Por último, Lagarde adelantó que "las autoridades argentinas y el equipo técnico del Fondo están cerca de concluir sus conversaciones sobre la cuarta revisión del acuerdo Stand-By y espero poder presentarlo a nuestro Directorio Ejecutivo muy pronto".

El Presidente estuvo acompañado durante el encuentro por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, informó Presidencia de la Nación en un comunicado. Junto a Lagarde participó el primer subdirector gerente del FMI, David Lipton.

Durante la charla también se destacó el buen desempeño que está exhibiendo el comercio exterior y se hizo una positiva evaluación de la situación fiscal, que permite lograr un equilibrio fiscal primario después de ocho años.

Asimismo, se continuó analizando la marcha de la política monetaria, cuyos resultados están generando un descenso de la inflación, todavía en forma paulatina, pero en el marco de un contexto que tiende a consolidarse de manera persistente, agregó el comunicado.

La directora de Comunicaciones del organismo multilateral, Camila Andersen, había dicho previamente, en la sede del FMI en Washington, que este "ve importantes progresos en las cuentas fiscales y externas" de la Argentina.

En tanto, el director del Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, se reunió el jueves, en Buenos Aires, con los precandidatos presidenciales de la oposición, Alberto Fernández y Roberto Lavagna, para analizar las perspectivas económicas, tras las elecciones de octubre.

La misión técnica del FMI que estuvo en Buenos Aires evaluando el programa económico y el cumplimiento de las metas cuantitativas se encuentra en Washington, elaborando un informe técnico que deberá ser elevado al directorio del organismo.

En caso de que el informe sea aprobado, la Argentina accederá al cuarto desembolso del préstamo para atender los vencimientos de la deuda pública e intervenir en el mercado, para calmar una eventual volatilidad del tipo de cambio.

La Argentina y FMI tienen firmado un acuerdo stand by por el cual el organismo dio asistencia financiera al país por 57.300 millones de dólares, a ´tres años, para equilibrar sus cuentas externas y fiscales.

El programa acordado con el FMI contiene entre otros puntos la reducción del déficit primario a 1,3% en 2019 y equilibrio fiscal primario en 2020.

También apunta a fortalecer la autonomía del Banco Central para establecer las metas de inflación, con una anticipación de tres años, en consulta con el Ministerio de Hacienda.

Otros puntos del acuerdo son bajar a cero las transferencias del BCRA al Tesoro, el saneamiento de la hoja de balance del Banco Central y el envío al Congreso de un proyecto de reforma de la carta orgánica del organismo que refuerce su autonomía, entre otros puntos.

Este proyecto ya fue enviado por el Poder Ejecutivo al Congreso y se encuentra en la Cámara de Senadores, aunque se desconoce por qué razón aún no ha comenzado su tratamiento.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario