Macri suscribió en Chile a la creación de ProSur, el nuevo bloque regional sin Venezuela

Tal como anticipó ámbito.com, el nuevo bloque reemplazará a la Unasur, no incluirá a Venezuela y estará conformado por ocho países. Como requisito esencial para el ingreso está la "plena vigencia de la democracia".

El presidente Mauricio Macri suscribió en Chile a la creación del Foro para El Progreso de América del Sur (ProSur), en una declaración en la que, junto a otros siete países, ratificó la integración como “puente hacia el fortalecimiento del multilaterialismo”.

Como anticipó ámbito.com, el nuevo bloque que reemplazará a Unasur y no contará con Venezuela entre sus países miembros. El espacio fue definido por los mandatarios firmantes como un lugar “de diálogo y colaboración sudamericana”, tuvo su nacimiento en la Casa de la Moneda, en Santiago de Chile.

La reunión tuvo lugar a más de un mes de que el gobierno de Sebastián Piñera (quien asumió este mismo viernes como presidente pro tempore) anunciara la iniciativa junto a su par de Colombia, Iván Duque.

Entre los firmantes, además de Macri y el anfitrión, Piñera, aprobaron la declaración los jefes de Estado de Brasil, Jair Bolsonaro; Colombia, Iván Duque; Paraguay, Mario Abdo Benítez; Perú, Martín Vizcarra; Ecuador, Lenín Moreno, y el embajador de Guyana en Chile, George Talbot.

Vale recordar que hace unos días, Ecuador abandonó de manera definitiva la Unasur. El organismo que se creó en 2008 quedó integrado por Bolivia, Guyana, Surinam, Uruguay y Venezuela, dado que Chile, Argentina, Brasil, Colombia, Perú y Paraguay suspendieron sus actividades en 2018.

En su discurso frente a los miembros del flamante ProSur, Macri defendió el nuevo bloque y dijo que “mantener a los diputados de Unasur es un gasto innecesario”. Entre las condiciones que se impusieron en Chile para pertenecer al nuevo espacio figuran la “plena vigencia de la democracia, de los respectivos órdenes constitucionales, y la promoción, protección, respeto y garantía de los derechos humanos”.

Además de Venezuela, no participaron del acuerdo Bolivia (cuya vicecanciller Carmen Almendras viajó a Chile pero no firmó la declaración) y Surinam, mientras que Uruguay lo hará en calidad de observador.

El cónclave de primeros mandatarios se llevó a cabo no sin actos de protesta en su contra. Organizaciones sociales chilenas realizaron una manifestación a escasos metros de La Moneda para rechazar la llegada de los jefes de Estado.

Mientras tanto, en Argentina

El debate en torno al conflicto en Venezuela y la reconfiguración regional no se esquivó en Buenos Aires. Durante los tres días que duró la Segunda Conferencia de Alto nivel de Naciones Unidas sobre la Cooperación Sur- Sur, fue el propio canciller Jorge Faurie quien admitió que el tema fue abordado en más de un encuentro bilateral.

“Venezuela es importante para nosotros, lo henos mencionado en el diálogo del presidente (Mauricio) Macri con el secretario de Naciones Unidas”, sostuvo.

Al cierre de última jornada de la Conferencia, el embajador de Perú, Peter Camino Cannock, tomó la palabra para leer una declaración final en nombre de las delegaciones de la Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Australia, Georgia, Israel, los Estados Unidos, el Reino Unido, la República de Corea, la República Dominicana, la República Checa, Japón y la Unión Europea, en la que rechazaron la asistencia al encuentro de representantes Venezuela nombrados por Nicolás Maduro.

Vale recordar que la ONU, si bien manifestó su preocupación por la situación política de Venezuela, no reconoce a Juan Guaidó como autoridad política de ese país.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario