Política

Macri y Larreta firmaron traspaso de la PFA a Ciudad

Informe de Sebastián D. Penelli

El Gobierno nacional y el de la Ciudad firmaron un convenio para transferir agentes de la Policía Federal a la Metropolitana que se desempeña en el distrito porteño. Se trata de un escrito mediante el cual se propone el traspaso de la fuerza que ejerce en el área metropolitana, sus comisarías y recursos.

El documento ahora deberá ser ratificado por le Legislatura, donde el macrismo piensa convocar a sesiones extraordinarias este mismo verano para concretar una de las promesas de campaña tanto de Mauricio Macri como de Horacio Rodríguez Larreta. "Este paso es muy importante, en un camino que va a ser largo", afirmó Larreta en una conferencia de prensa brindada en la Casa Rosada luego del acto de firma del acuerdo.

"Una vez completado vamos a seguir trabajando juntos, no tenemos duda de que es el camino para mejorarle la vida a la gente", agregó. Y dijo: "No tengo dudas de que es el comienzo de un camino que va a ser muy beneficio para todos los porteños".

Larreta, aseguró que presupuestariamente el costo económico es "neutro", ya que el traspaso se concreta "con recursos".

"El traspaso de la policía federal a la ciudad de Buenos Aires es presupuestariamente neutro. El traspaso es con recursos. Nadie gana ni nadie pierde un peso. Lo que gasta hoy la Policía Federal pasa a la ciudad", dijo.

Entre 17.000 y 19.000 efectivos de la Policía Federal pasarán a desempeñarse bajo la órbita de la Ciudad de Buenos Aires y responderán a un único comando político del gobierno porteño. Además mantendrán sus derechos salariales, de seguridad social y jerarquías hasta tanto finalice el proceso de unificación con la Policía Metropolitana.

En diálogo con el programa "El Negro en la 10" que se emite por Radio 10, Larreta dio más detalles sobre los derechos de los efectivos. "No van a perder su cobertura jubilatoria ni de salud", aseguró.
"Estamos hablando en el convenio de entre 17.000 y 19.000 efectivos (que serán traspasados). Algunas áreas se pasan el primer día, otras se pasan a lo largo del año, otras a fines de 2016", detalló el jefe de gobierno porteño respecto al progresivo traspaso de las 54 comisarías porteñas, los cuarteles de Bomberos, la Infantería y la Policía Montada.

Por su parte, Macri remarcó que el plan es que la Capital Federal sea "una de las ciudades más seguras del mundo" y pidió "volver a tener estadísticas públicas claras y confiables" respecto al delito. El mandatario aseguró que "la suma de capacidades existentes en la ciudad", y la coordinación de esfuerzos, "sí o sí va a dar resultados concretos para que la gente esté mejor".

"Pido el compromiso del jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires volver a tener estadísticas públicas claras, que permitan tener un mapa del delito, para que mes a mes no tengamos que estar confiando en sensaciones o palabras, sino en estadísticas confiables, para que ciudadanía verifique si vamos mejorando", agregó.

Macri destacó este hecho como el comienzo de "una nueva etapa" que busca "soluciones concretas para que la gente este mejor", y señaló que cada vez que durante la campaña visitaba un barrio porteño el reclamo era "más seguridad".

Ambos destacaron que la idea es que las dos fuerzas que actúan en la zona, la Metropolitana y los federales traspasados, confluyan en una sola policía.

Por su parte, la ministra de Seguridad nacional, Patricia Bullrich, dijo que desde su cartera el objetivo será que las "policías de todo el país (tiendan a) converger hacia un sistema cada vez más homologado en sus formas estudio, en su capacitación, en las formas de llevar adelante la tarea policial".

Además, la funcionaria dijo que aquellas superintendencias de la Policía Federal exceptuadas del traspaso "van a estar mucho más presente en cada una de las provincias", en la lucha contra delitos complejos, como "la lucha contra el crimen organizado, contra el narcotráfico, contra la trata y contra el lavado de activos".

Por su parte, el ministro de seguridad porteño, Martín Ocampo, quien tendrá bajo su órbita a la fuerza, dijo que hasta que el traspaso se concrete ambas fuerzas -la Federal y la Metropolitana- convivirán en la ciudad. "En principio la idea es tener durante la transición dos organizaciones policiales conviviendo en la Ciudad de Buenos Aires", manifestó el ministro porteño, quien añadió que mientras se desarrolla el "proceso de unificación" ambas fuerzas mantendrán "su propia organización, sus propias jefaturas, sus propios protocolos de actuación".

La sorpresa la dio la ausencia del jefe de la PFA, el comisario Román Argentino Di Santo, quien fue ratificado temporalmente en el cargo por Bullrich. Según pudo constatar ámbito.com de fuentes oficiales, Di Santo no habría sido participado al evento porque no asistiría, ya que está abogado a la búsqueda de los tres prófugos condenados por el triple crimen de General Rodríguez.

A la Legislatura

Luego de que la Legislatura porteña refrende el acuerdo con el Gobierno nacional comenzaría a implementarse el proceso de la efectiva transferencia, ya que la Federal que piensa ser traspasada es la que se ocupa de la seguridad local y se fusionaría con la Policía Metropolitana, transformándose en una fuerza local con todas sus dependencias, incluidos bomberos, tránsito y policía montada.

Así se salda un viejo conflicto entre ciudad y Nación y viene a cumplir la ley 26.288 sancionada en setiembre del 2007, que modificó el artículo 7 de la denominada "Ley Cafiero". Según esa ley, era el gobierno nacional el encargado de la seguridad en la Ciudad en tanto sea capital de la República.

El traspaso de los efectivos de la Federal a la Ciudad fue un histórico reclamo de Macri al kirchnerismo, desde que asumió la jefatura de Gobierno porteño en 2007. En setiembre de ese mismo año, el entonces presidente Néstor Kirchner habilitó -por medio de un decreto- el traspaso, pero sin los fondos necesarios para sustentarlo.

Ante la negativa de la Casa Rosada a acceder al traspaso con los fondos para financiarla y tras una fuerte disputa en la Legislatura porteña, Macri decidió crear en 2008 la Policía Metropolitana.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario