Macri y Netanyahu expresaron repudio y preocupación ante el ataque al rabino de la AMIA

Gabriel Davidovich fue asaltado en su casa. Reacción de la comunidad judía.

El ataque sufrido ayer por el gran rabino Gabriel Davidovich generó una serie de expresiones de repudio de parte del gobierno argentino, en particular del presidente Mauricio Macri y el canciller Jorge Faurie, pero también del primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, que advirtió que no se puede permitir que "el antisemitismo levante la cabeza".

"Repudiamos el ataque que sufrió el gran rabino Gabriel Davidovich en su casa. Lo acompañamos en su recuperación y tiene nuestro apoyo para que la investigación encuentre a los responsables", dijo Macri esta mañana desde su cuenta en la red social Twitter.

Minutos antes lo había hecho el primer ministro de Israel, que expresó su deseo de "pronta recuperación" al Gran Rabino de Argentina al tiempo que advirtió que no se puede permitir que "el antisemitismo levante la cabeza".

"Envié una pronta recuperación al rabino Jefe de Argentina, Gabriel Davidovich, y su esposa, quienes fueron brutalmente atacados. No debemos permitir que el antisemitismo levante la cabeza. Condeno enérgicamente los recientes incidentes antisemitas y exhorto a la comunidad internacional a que actúe en su contra", dijo Netanyahu, también desde Twitter.

El Gran Rabino de Argentina Gabriel Davidovich sufrió el lunes a la madrugada un violento ataque en su casa del barrio porteño de Once, donde al menos cuatro desconocidos lo golpearon y le robaron objetos de valor.

Davidovch, que tiene a su cargo el Superior Rabinato de la AMIA, sufrió graves heridas en su cuerpo y permanece internado en un centro médico porteño, mientras la denuncia fue radicada en la comisaría tercera.

Embed

"Sabemos que sos el rabino de AMIA", le gritaron los delincuentes antes de golpearlo en la cabeza y otras partes del cuerpo, maniatarlo y robarle sus pertenencias, según trascendió.

Fuentes policiales informaron que el hecho se produjo alrededor de las 2 de la mañana del lunes, cuando el rabino, de 62 años, dormía junto a su esposa en su domicilio de la calle San Luis al 3000.

También señalaron que el acceso a la vivienda del rabino no había sido violentado. En forma paralela, la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) y la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) dieron a conocer sendos mensajes de repudio y también de preocupación, lo mismo que hizo el canciller argentino Jorge Faurie.

La AMIA expresó en su comunicado la "profunda preocupación" ante este hecho que "lamenta y repudia enérgicamente" y exigió "con extrema consternación" el "inmediato y total esclarecimiento del hecho".

Por su parte, la DAIA hizo un llamado "a las autoridades correspondientes a investigar el caso" y aseguró que el ataque "se enmarca en los sucesos antisemitas que se están desarrollando en diferentes países europeos, que atentan contra la convivencia y los valores democráticos de la sociedad".

El canciller Jorge Faurie también condenó la "violencia" de la que fue víctima el máximo representante del Superior Rabinato de la AMIA y dijo que el hecho es particularmente "sensible" porque quien lo sufre es el líder de "una comunidad religiosa" como lo es la judía en Argentina.

"Nunca se puede estar de acuerdo con ningún ejercicio de la violencia, pero, particularmente, es más sensible cuando quien la sufre es el líder de la comunidad judía en la Argentina", expresó el canciller Faurie a la prensa tras participar de una reunión de Gabinete esta mañana en Casa de Gobierno.

Incluso, la Cancillería dio a conocer un comunicado en el que el gobierno argentino se solidarizó con Davidovich, y le deseó su "pronta recuperación" al tiempo que condenó este hecho de violencia.

"El gobierno argentino se solidariza con Gabriel Davidovich, máximo representante del Superior Rabinato de la AMIA, por el violento asalto y la golpiza sufrida ayer en su domicilio y desea su pronta recuperación", dijo la Cancillería en el comunicado. En el texto se advierte además que se espera "la realización de una profunda y veloz investigación para lograr un esclarecimiento del triste hecho" al tiempo que reitera la condena del gobierno a este tipo de hechos. "El gobierno reitera su condena a la violencia en todas sus formas y alerta sobre este particular acontecimiento donde la víctima es líder de una comunidad de fieles y creyentes", consignó el comunicado.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario