Política

Macri ya arrancó la campaña 27-0: "Yo creo y sé que podemos, estoy convencido"

"En la vida hay que dar pelea, hay que poner y creer", señaló el jefe de Estado al participar del cierre de un encuentro organizado por Confederaciones Rurales Argentinas (CRA). Por la mañana dijo que tiene un "diálogo abierto y permanente" con el kirchnerista Alberto Fernández. Negación de las PASO.

Tras semanas de catarsis varias y estrategias difusas en comparación con los también oficialistas María Eugenia Vidal (Buenos Aires) y Horacio Rodríguez Larreta (Ciudad de Buenos Aires), Mauricio Macri adelantó discursos de campaña para la primera vuelta electoral del 27-O y apeló a la emotividad tras la paliza kirchnerista del 11 de agosto pasado, la cual pareció no reconocer en las últimas horas.

Macri realizó un raid de discursos que comenzaron en Córdoba y terminaron durante la tarde de ayer en el CCK de la Capital Federal. “Estamos convencidos de que la elección no sucedió y estamos con todas las energías para ir al balotaje. Vamos a continuar trabajando”, señaló por la mañana de inaugurar un Núcleo de Inclusión y Desarrollo de Oportunidades (NIDO) en la capital de la provincia que comanda su amigo, el peronista Juan Schiaretti.

“Nuestra principal tarea en este momento es lograr la estabilidad económica y llevar tranquilidad”, aseguró el jefe de Estado, y dejó claro que el Gobierno tomó medidas para que el impacto de las PASO “no afecte más, porque más dólares es más inflación, y más problemas para los argentinos”.

Macri estuvo acompañado por el intendente capitalino, el radical Ramón Mestre -partícipe de una interna furiosa junto a Mario Negri en la carrera a la gobernación, que favoreció finalmente a Schiaretti- y la senadora del PRO y una de las espadas principales del macrismo cordobés, Laura Rodríguez Machado, entre otros. Allí, el Presidente remarcó que se espera el nuevo desembolso del Fondo Monetario Nacional (FMI) porque “hemos cumplido en todo”.

En tanto, por la tarde y de regreso en la Ciudad de Buenos Aires, el primer mandatario participó del cierre de la Jornada Nacional del Agro (Jonagro), actividad organizada por la entidad Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) en el Centro Cultural Kirchner (CCK). Allí, Macri manifestó: “En la vida hay que dar pelea, hay que poner y creer, y yo creo y sé que podemos, estoy convencido, y además sé que cuento con ustedes”.

Sin mencionar medidas concretas para el campo, el Presidente expresó: “Son el motor de nuestro país, el sector que más puestos de trabajo genera, y con el que estamos trabajando codo a codo desde el primer día. Más que nunca los argentinos necesitamos de ese empuje y esa tenacidad”. También aseveró que “contra todos los pronósticos”, ese sector se sobrepuso “a la peor sequía de los últimos 50 años”.

Este último punto fue utilizado el año pasado, junto al barril de petróleo y otros agentes externos -ninguno interno-, como los motivos principales de la crisis cambiaria que tuvo en 2018 la Argentina y sus consecuencias, que volvieron a revivirse post-PASO. En los últimos días, y con el presidenciable K Alberto Fernández fuera del país, la situación comenzó a calmarse. Sobre el candidato cristinista, Macri informó en Córdoba que mantiene un “diálogo abierto y permanente”.

“Los argentinos tenemos que tener la vida que nos merecemos. Todavía nos falta, pero no perdamos de vista los pasos enormes que dimos juntos. El campo lo sabe bien. En estos años llegamos a mercados gigantes, y triplicamos la exportación de carne”, arengó Macri en el CCK.

Por su parte, el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Miguel Etchevehere, rechazó los dichos de “dirigentes del espacio kirchnerista que alientan una mayor intervención del Estado en el sector agropecuario”, tras las propuestas del actual diputado Felipe Solá de reactivar la Junta Nacional de Granos y del piquetero papal Juan Grabois, sobre una expropiación masiva de hectáreas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario