Edición Impresa

Maduro juega al filo y preparan la detención del opositor Guaidó

El Tribunal Supremo de Justicia le pidió su desafuero a la Asamblea Constituyente. "Esto ya no es ni persecución, es inquisición", dijo él.

Caracas - La oficialista Asamblea Constituyente de Venezuela sesionaba al cierre de esta edición con el jefe opositor y presidente de la Asamblea Nacional (parlamento) Juan Guaidó en la mira, luego de que el máximo tribunal judicial del país le pidiera despojarlo de su inmunidad para someterlo a la justicia.

Aunque la Constituyente no dio a conocer su agenda, se esperaba anoche que abordara la solicitud del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), ampliamente identificado con el presidente Nicolás Maduro.

“Ellos pueden intentar secuestrarme”, denunció ayer Guaidó, reconocido como presidente interino del país por más de 50 países, entre ellos EE.UU. y la Argentina.

El pedido del Supremo allana el camino para que el diputado pierda sus fueros y pueda ser sometido a la justicia ordinaria, ya que el TSJ considera que aquel violó una prohibición de salida del país impuesta el pasado 29 de enero.

Asimismo lo investiga por supuestamente haber usurpado las funciones de Maduro, quien además lo acusa de planear un atentado en su contra.

La Fiscalía, por su parte, le pidió al TSJ que Guaidó sea investigado por hechos “violentos” ocurridos en el país en enero, por solicitudes a la comunidad internacional que han desembocado en el bloqueo de cuentas del Gobierno y por presuntamente estar vinculado a los reiterados cortes de energía.

“El régimen ustedes saben cómo actúa. Esto ya no es ni siquiera persecución, esto es inquisición”, aseguró, por su parte, el opositor, quien desconoce al TSJ y a la Constituyente por considerar que su conformación fue ilegal.

En ese sentido, también rechazó como fraudulenta la reelección de Maduro y fue proclamado presidente encargado (interno) por la Asamblea Nacional en enero.

“No hay cualidad ni para allanar ni para inhabilitar (por parte de esos órganos), debemos decir las cosas como son”, apuntó Guaidó, antes de una sesión del parlamento opositor, que al igual que la Constituyente delibera en el Palacio Federal Legislativo, aunque en salones y horarios distintos.

En la crisis institucional, ningún organismo venezolano reconoce las decisiones del Legislativo, después de que en 2016 el TSJ lo declaró en desacato.

Guaidó salió clandestinamente del país en febrero y retornó desde Colombia el 4 de marzo, a través del aeropuerto internacional de Maiquetía (Caracas).

Realizó entonces una corta gira por América Latina, tras fracasar el 23 de febrero su intento de ingresar donaciones de alimentos e insumos médicos desde EE.UU.

El opositor ya fue detenido durante una hora el pasado 13 de enero, en lo que Maduro atribuyó a una acción independiente de agentes de inteligencia que fueron detenidos.

El cerco en su contra incluye la reciente inhabilitación que le impuso la Contraloría para ejercer cargos públicos durante 15 años, y que también desconoció.

Agencias AFP, Reuters y ANSA

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario