Edición Impresa

Mal trago

El gobernador de Chaco, Domingo Peppo (PJ), pasó un mal momento en el auditorio de la Casa de las Culturas, en Resistencia, donde fue increpado al grito de “que se vaya” por trabajadores públicos, que apilan planteos salariales y laborales. “No es así”, retrucó desde la primera fila y con la mirada puesta en el reclamo que brotaba de las gradas, mientras que su esposa, Emilse Nanoff Penoff, se retiraba. El escenario de huelgas que golpea a la provincia (por caso, no habrá clases toda esta semana) amarga el plan del mandatario que acuna sueños reeleccionistas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora