Edición Impresa

Marcha atrás con esfuerzo patriótico: 20% para las FF.AA.

• LO ANUNCIÓ MACRI A LOS JEFES MILITARES EN LA QUINTA DE OLIVOS
Una medida de ajuste, que anticipó este diario, dejó los sueldos del personal militar por debajo de las paritarias salariales, con un magro 8%. El malestar de los uniformados se hizo sentir y anticipaba relentizar el despliegue en operaciones contra el narcotráfico en zonas de frontera.

Mauricio Macri se reunió ayer con el ministro de Defensa, Oscar Aguad, y los jefes de las Fuerzas Armadas en la Quinta de Olivos para anunciarles que modificó la política salarial y dispuso un aumento del 20% para el personal militar que se da a conocer en el Boletín Oficial del día. En el encuentro estuvieron el jefe del Estado Mayor Conjunto, teniente general, Bari del Valle Sosa, y los titulares del Ejército, general Claudio Pasqualini; de la Armada, vicealmirante José Villán, faltó el mandamás de la Fuerza Aérea, Enrique Amreim, en viaje a Gran Bretaña para asistir a Royal International Air Tattoo (RIAT), exhibición de vuelo militar.

Este diario había anticipado que la mejora en los haberes resuelta en conjunto por los ministros Oscar Aguad (Defensa) y Nicolás Dujovne (Hacienda), la semana pasada, dejó afuera de la paritaria estatal a los uniformados con un magro 8 % y además el desacierto de incluir sumas fijas no remunerativas (pago en negro), eje de millares de juicios por errónea liquidación que se arrastra desde los '90.

El propio Gobierno de Cambiemos cuando el riojano Julio Martínez estaba al frente de Defensa inició el proceso de corrección en la liquidación de los haberes desechando esa herramienta y con el blanqueo de las sumas fijas que según se dice ahora incorpora un 3%, guarismo que permite alcanzar un promedio del 70% de conceptos remunerativos.

La política de corregir pagos en negro no alcanzó al personal civil de inteligencia de las tres fuerzas a cargo de la abogada cordobesa Noel Costa, directora nacional de Inteligencia Estratégica del Ministerio de Defensa.

Todos los agentes de inteligencia bajo su mando continúan percibiendo sumas fijas que no forman parte del haber, el Gobierno nunca corrigió esa liquidación en paralelo con el blanqueo que implementó a los cuadros militares. La nueva oferta de Macri a los uniformados llega en vísperas (aún sin fecha fija) de la tradicional cena de camaradería que año a año celebran los militares encabezada por el Presidente de la Nación y comandante en jefe de las Fuerzas Armadas.

El malestar castrense por quedar afuera del 15% de aumento produjo reparos al anuncio que hizo Macri en el acto del Día del Ejército de utilizar el instrumento militar en apoyo de operaciones contra narcoterrorismo y delitos trasnacionales en áreas fronterizas. Los militares se aprestaban a ralentizar el despliegue previsto para el 1 de agosto, atento a necesidades de equipamiento y entrenamiento previo a la operación. La mejora de la pauta salarial a los militares acerca posiciones con los haberes de las fuerzas de seguridad. No son actividades comparables pero en el alto mando castrense en particular en el Estado Mayor Conjunto, prima la opinión de que debería existir una relación armónica entre jerarquía y remuneración interfuerzas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario