Economía

Martes negro: cayó el S&P Merval 4,4% y los bonos hasta 6,4%

Las acciones y los bonos argentinos vivieron un verdadero martes negro, al sufrir desplomes de hasta 9%, por la sorpresiva y fuerte caída del dólar “contado con liqui”, y algunos comentarios políticos sobre tarifas, en el marco de una creciente crisis financiera y ante la incertidumbre reinante de cara a las elecciones presidenciales.

Condicionado además por el contexto externo, el índice S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) cayó un 4,4%, a 27.819,80 puntos, dentro de una operatoria aún limitada que sólo potencia la volatilidad. Los descensos de ayer fueron liderados por las acciones de Telecom (-9%); de Transener (-8%); y de Central Puerto (-7,7%).

La fuerte caída del panel líder -la segunda más importante en lo que va del mes- fue vinculada por los operadores a la baja pronunciada del dólar implícito. “Aparentemente habilitarían a las empresas con deuda en dólares a cancelar sus compromisos con divisas oficiales. Eso sería un poco lo que trajo alivio al CCL y Mep”, dijeron fuentes del mercado.

Para otros operadores “fue una extrañeza” la baja del CCL, en un contexto donde también cayeron los mercados tanto en Argentina como en EE.UU. En el mercado también circuló el rumor de que “manos oficiales” habrían ayudado a descomprimir el tipo de cambio implícito, con la venta de bonos por parte del Anses.

Lo cierto es que la baja en las brechas con el dólar oficial se produce tras el desembolso del bono por Bopomo y graduales cancelaciones de plazos fijos, un proceso que está sorprendiendo a operadores, pero que podría revertirse rápido ante cualquier nueva regulación o señal que active mayor dolarización de inversores mediante dichos mecanismos, advirtieron en las mesas.

En los mercados financieros, el dólar “contado con liqui” cedió $1,52 (-2,2%) a $65,93, por lo que la brecha con la divisa mayorista cayó a 16%. En tanto, el dólar MEP o Bolsa descendió $2,74 (-4,2%) a $62,40, lo que implicó una brecha del 9,3% frente a la cotización del mayorista.

Por otra parte, analistas explicaron además que las mermas, sobre todo en empresas de servicios, se debió a “comentarios políticos del fin de semana en cuanto a eventuales congelamientos de tarifas”.

Ante este panorama, los inversores se mostraron con mayor prudencia, a la espera del resultado de las conversaciones del Gobierno con bonistas y el FMI en Estados Unidos.

Para colmo de males, la negativa jornada en los mercados globales empeoró el panorama inversor. Los principales índices de Wall Street se hundieron hasta 1,5% (Nasdaq) después de que el presidente de EE.UU., Donald Trump, aumentara la retórica comercial hacia China. Por algo, los precios del oro subieron a sus máximos en casi tres semanas este martes.

En el segmento de la renta fija, en tanto, los principales bonos nominados en dólares registraron caídas de gran magnitud, en algunos casos de hasta más de 6%, sobre todo en la parte media y larga de la curva, en medio del marcado retroceso del dólar implícito, mientras se esperan novedades sobre las renegociaciones de bonos locales e internacionales.

Entre los títulos más operados, el Bonar 2024 se hundió un 6,4%; el bono centenario cedió un 3%; y el Discount bajo ley argentina descendió un 2,1%. De esta forma, el riesgo país subió 2,77% a 2.223.

El dólar, en tanto, cerró casi estable a $59,34, en medio de una reiterada estrategia de regulación oficial y del retorno de la oferta de privados. En el Banco Nación, la divisa cerró a $58,50 para la venta, mientras que en el canal electrónico se consiguió a $58,45. El mayorista cerró a $56,87 y el dólar blue cayó 50 centavos a $61,75.

El Banco Central convalidó una baja de 46 puntos básicos en la tasa de Leliq respecto del cierre del lunes al finalizar a 81,319%.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario