Edición Impresa

Más cortocircuitos por marcha del 21-F

En medio de la disputa política y gremial generada entre los distintos sectores del sindicalismo y el gobierno por la convocatoria para la marcha del 21 de febrero, el apoderado legal de Hugo Moyano, Daniel Llermanos rechazó por "infundadas e irresponsables" las declaraciones de la diputada Graciela Ocaña quien "refirió tener temor por su seguridad personal a raíz de la denuncia que realizó contra mi representado". Al respecto, el abogado del camionero Moyano solicitó custodia para la legisladora "tal cual se hizo cuando en el 2011 expresó idéntico temor. Curiosamente, en esa oportunidad la propia denunciante rechazó ser custodiada". Moyano afirmó que "a lo único que debe temerle esta señora es a su conciencia porque no hace otra que mentir y mentir como quedo demostrado con el rechazo de todas las denuncias por parte la Justicia". En ese contexto, Llermanos puntualizó que la legisladora "cobra por los favores con obra pública para su flamante empresa constructora mientras triplica su patrimonio, evade impuestos y paga con cheques que los bancos rechazan por falta de fondos".

El secretario general del sindicato de Canillitas, Omar Plaini, afirmó que hay "indicios" de que funcionarios nacionales están presionando a dirigentes gremiales para que no participen de la movilización convocada por Camioneros el próximo 21. "La actitud antisindical de este Gobierno ha quedado clara desde el primer día de su asunción, hablando al voleo de mafias, de juicios laborales y convenios del siglo pasado; todo eso va marcando el perfil de un gobierno", dijo Plaini.

Por su parte el diputado nacional Pablo Tonelli afirmó que la convocatoria lanzada por Moyano tiene como principal objetivo "reclamar y protestar" por su situación judicial, por lo que "está por verse si es importante la movilización", tal como amenazan los dirigentes sindicales que la convocan.

En los últimos días han sido varios los gremialistas que, tras apoyar en un inicio tibiamente los reclamos esgrimidos por la CGT, optaron por anunciar públicamente que no asistirán a la concentración, entre los que se destacan los triunviros Héctor Daer y Carlos Acuña y el gastronómico líder de la CGT Azul y Blanca Luis Barrionuevo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario