Economía

Más vigilancia en bancos, no alcanzan las cajas y florecen los arbolitos

Ante el previsible aumento del retiro de depósitos, la Policía de la Ciudad aumentó el control con cámaras de seguridad en zonas donde hay entidades financieras, para minimizar los riesgos de salideras. A la vez, siguió creciendo la demanda de las cajas de seguridad en los bancos y volvió la proliferación de "arbolitos".

Control de cambios, día dos. Después de un lunes que transcurrió sin mayores sobresaltos, más allá de las largas filas de ahorristas que poblaron los bancos desde temprano, la incertidumbre radicaba ayer sobre qué podría ocurrir con el dólar en un mercado ya funcionado a pleno luego del feriado en Estados Unidos. Las intervenciones del BCRA y bancos oficiales hicieron que la calma se mantuviera en las pizarras, donde se pudo percibir que el billete verde cerró estable respecto a la víspera, y esa situación se trasladó a las calles del microcentro porteño: hubo menos concurrencia que el día anterior a las sucursales.

De todas formas, ante el previsible aumento del retiro de depósitos, la Policía de la Ciudad aumentó el control con cámaras de seguridad en zonas donde hay entidades financieras, para minimizar los riesgos de salideras. A la vez, siguió creciendo la demanda de las cajas de seguridad en los bancos y volvió la proliferación de “arbolitos”.

Más seguridad

Según información proporcionda por la fuerza de seguridad porteña, en el microcentro hay 234 cámaras de seguridad y 180 policías apostados en la zona. “Desde el Centro de Monitoreo visualizan las cámaras del Sistema Integral de Videovigilancia de toda la zona de microcentro y desde hoy (por ayer) se sumaron todas las zonas comerciales y bancarias de los barrios. Los operadores están en contacto permanente con los agentes de calle brindando soporte óptico en tiempo real”, sostuvieron desde la Policía de la Ciudad a este diario. La Superintendencia de Operaciones sumó a la zona bancaria del microcentro, además, un móvil con lector de patentes que recorre las calles para detectar vehículos con prohibiciones para circular (robados) y poder actuar en consecuencia. La fuerza dispuso también de agentes de civil que patrullan en busca de posibles “marcadores” y motociclistas que circulen de manera sospechosas.

Otro de los aspectos que alertaron desde la Policía es la posibilidad de un incremento de los denominados “cuentos del tío”. “La gente tiene que entender que los bancos no van a las casas. No llaman y mandan a un gerente. Ante un llamado de este tipo, hay que llamar al 911 porque es un intento de estafa”, avisó el secretario de Justicia y Seguridad de la Ciudad, aunque aclaró: “No aumentaron los casos de estafas en los últimos días, pero tenemos que estar atentos a que no aumenten”.

Mayor demanda

“Hoy hay, mañana no te podría decir”. Esa fue la respuesta desde un banco privado ante la consulta por la disponibilidad de cajas de seguridad. En los últimos días, ante la incertidumbre, muchos ahorristas se volcaron a ese producto de las entidades para resguardar su dinero. “Sólo queda la medida más chica, la de 10 por 15 centímetros”, remarcaron. El precio, en ese caso, es de unos $7.000 por trimestre. En otro banco, avisaron a sus empleados que no quedaba “más disponibilidad” de cajas.

Arbolitos

Ante el resurgimiento de los controles para la compra de la divisa, se especula que puede reverdecer el negocio de los “arbolitos”. Si bien en los últimos años no habían abandonado las veredas del centro porteño, esta semana se multiplicaron. El típico latiguillo “cambio, cambio” se repite por decenas en cada cuadra y algunos se animan a ofrecer un “pago más” para atraer clientes. De todas formas, algunos de los consultados por este diario, remarcaron que no se realizaron demasiadas operaciones. Ayer, el dólar blue cayó un 3,9% a $61 en las cuevas de la city porteña.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario